Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ofrece que Sánchez gobierne dos años con independientes

Ciudadanos rechaza la contraoferta: "No nos vamos a meter en un lío a última hora"

Pacto de Gobierno. El portavoz del PSOE, Antonio Hernando. FOTO: JAIME VILLANUEVA / VÍDEO: REUTERS

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha anunciado este lunes que el partido acepta 27 de las 30 medidas que Compromís ha incluido en una propuesta de última hora para tratar de lograr un acuerdo de Gobierno entre las fuerzas de izquierda que evite la celebración de nuevas elecciones. Ciudadanos, sin embargo, ya ha rechazado respaldar este documento.

Hernando ha propuesto un Gobierno liderado por Pedro Sánchez e integrado por independientes, que se sometería a una cuestión de confianza dentro de dos años, en junio de 2018. Para alcanzar este escenario, el PSOE pide que se garantice el apoyo a "dos Presupuestos Generales del Estado para dar estabilidad suficiente al acuerdo". "Si Pedro Sánchez propone una cuestión de confianza es para obtener esa confianza. Que quede claro que vamos a cumplir con los compromisos de este acuerdo y del acuerdo firmado con Ciudadanos", ha señalado Hernando en una comparecencia en el Congreso. 

Las diferencias del PSOE con Compromís —o "matices", según Hernando— se centran en tres puntos. Así, los socialistas son partidarios de derogar la reforma laboral, mientras que la formación valenciana puntualiza que se elimine la de 2010, del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), y la de 2012, del Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP).

Otra de las controversias afecta a las medidas para evitar los desahucios. El PSOE anima a adoptarlas "en línea con las propuestas" por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Compromís insta a incluir entre ellas cinco medidas de la PAH: la dación en pago retroactiva, el alquiler asequible, el fin de los desahucios, el fin de los pisos vacíos en manos de la banca creando un parque público de alquiler y acabar con los cortes de agua, luz y gas a las familias afectadas por la pobreza energética. El PSOE incluyó en su programa electoral la dación en pago, pero no con carácter retroactivo. La PAH es partidaria de aplicarla para "poner fin a las deudas de por vida, a deudas ilegítimas y garantizar el derecho a volver a empezar". El programa del PSOE establecía que se permitiera al juez paralizar una ejecución hipotecaria "en caso de insolvencia justificada no dolosa y, en caso de que sea imposible, acordar la aplicación de la dación en pago".

El tercer punto de fricción es la reforma del artículo 135 de la Constitución y priorizar el gasto social de Compromís. El PSOE, en su redacción, defiende "asegurar la dotación suficiente para la protección social y los grandes servicios públicos".

No a Compromís

El vicepresidente de Ciudadanos, José Manuel Villegas, no ha tardado en responder: "No le vamos a dar apoyo a la propuesta de Compromís ni a la contraoferta del PSOE". "Hay una contraoferta del PSOE para un Gobierno socialista en solitario y no lo vemos. El problema es la compatibilidad con nuestro acuerdo. No se cuantifica nada. No nos vamos a meter en un lío a última hora con un programa de Gobierno que son dos folios con titulares y medidas sin cuantificar, y que despacha el tema del referéndum en un párrafo con poca concreción. No le vamos a dar apoyo", ha concluido Villegas. "Sánchez puede intentarlo sin Ciudadanos; aritméticamente nunca ha sido necesario", ha añadido.

"Podemos y Ciudadanos han manifestado su incompatibilidad. Por eso nos parece que una salida razonable es un Gobierno del PSOE con la incorporación de independientes en distintos ámbitos", ha señalado Hernando sobre la contraoferta que han presentado. El portavoz socialista, que ha considerado que esas propuestas son compatibles con el acuerdo firmado entre su partido y Ciudadanos, ha expuesto esta postura después de la reunión que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mantenido con su equipo negociador para examinar la oferta de Compromís.

No sin Ciudadanos

Las próximas horas serán trepidantes, a pesar de que ya no se veía posibilidad de detener un nuevo proceso electoral. La situación sigue siendo extremadamente difícil, pero la oferta de Compromís ha reabierto el debate. El equipo negociador del PSOE se ha reunido este martes durante algo más de una hora y en ese tiempo ha considerado aceptables 27 de las 30 propuestas del partido valenciano. Pero el problema está en los actores. El PSOE no quiere prescindir de Ciudadanos.

Los socialistas proponen un Gobierno presidido por Sánchez, que cuente con Ciudadanos e independientes. Ese Ejecutivo aprobaría unos nuevos presupuestos y llevaría adelante las reformas más perentorias que necesita España, acordadas por esos grupos. Por último, Sánchez se sometería a la cuestión de confianza en dos años, en junio de 2018: los mismos que le habrían ayudado a llegar a La Moncloa le podrían derribar.

Aún no hay seguridad de que Compromís, Podemos e Izquierda Unida respondan antes de que Sánchez vaya a ver al Rey, a las cinco y media de la tarde. Hasta esta mañana, la intención del socialista era la de reconocer que no tenía apoyos suficientes. Ahora, quizá, le pida a Felipe VI que se apuren los plazos al máximo. "Tenemos hasta las cero horas del próximo lunes para negociar", ha señalado Hernando.

El portavoz socialista ha continuado con su cálculo horario para apuntar que, hasta este miércoles a las cuatro de la tarde, hay tiempo para convocar un pleno de investidura que se podría desarrollar entre el viernes y el sábado. "Si Ciudadanos, Podemos y sus confluencias, y Compromís votan a favor de la investidura de Pedro Sánchez, habría tiempo. Estamos obligados a intentarlo", ha concluido. El resto de los partidos afectados deben responder a esta propuesta de última hora.

Más información