Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos se disculpa por las formas, pero mantiene las críticas a la prensa

La formación ve "imprescindible" abrir un debate sobre el funcionamiento de los medios de comunicación

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, este jueves.

La dirección de Podemos asume que Pablo Iglesias cometió este jueves un error al personalizar en un reportero de El Mundo una crítica a la prensa. Y el propio líder de la formación ha admitido que se equivocó. "Ayer me equivoqué, y cuando alguien se equivoca está bien reconocerlo y asumirlo, es un error personalizar una crítica, y es un error que alguien que aspira a ser candidato a la Presidencia del Gobierno comente o juzgue el trabajo que hace un redactor", ha asegurado durante una reunión en Pamplona con la presidenta de Navarra, Uxue Barkos.

“El trabajo de un redactor lo tienen que juzgar sus lectores o, en todo caso, lo tienen que juzgar otros profesionales de la prensa, porque el redactor es el eslabón débil y eso fue un error por mi parte", ha añadido Iglesias. "Está bien que yo pueda manifestar mi opinión sobre los propietarios de medios de comunicación que condicionan líneas editoriales, eso es justo, pero no está bien que yo diga eso y personalice con un redactor al que además tengo aprecio".

No obstante, el partido mantiene la crítica a la prensa, a la que acusa de agravio comparativo en el tratamiento de la información, y propone abrir un debate de fiscalización de los medios. El propio Iglesias, cuya trayectoria pública hasta convertirse en fundador y líder de Podemos ha estado ligada a sus intervenciones en televisión, ha mantenido en su comparecencia en Navarra las críticas a medios de comunicación. Lo ha hecho sin atribuírselas a sí mismo, sino refiriéndose a la “sorpresa” que le produjo este jueves ver en redes sociales a “miles de ciudadanos” que recordaban “cómo algunos periodistas les quitaban del medio y les sacaban de un programa por presiones del Gobierno” o también “ruedas de prensa en pantallas de plasma”, en referencia a algunas intervenciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Pablo Iglesias se ha felicitado así de que “gente de a pie no haya perdido la memoria”.

Ese debate sobre el comportamiento de los medios lo ha planteado también este viernes la diputada y cofundadora de la formación Carolina Bescansa, después de pedir disculpas. "Yo creo que se equivocó y él también lo cree", ha señalado Bescansa, que ha recordado que Iglesias matizó sus palabras al acabar el acto universitario del jueves. "Presentó sus disculpas a Álvaro Carvajal [el redactor de El Mundo al que había señalado], a las cuales yo me sumo también", ha dicho Bescansa antes de añadir: "Creo que el debate sobre los medios de comunicación es un debate imprescindible en democracia, de la misma manera que tenemos debates sobre los partidos políticos y los actores de la sociedad civil".

Según esta dirigente, Iglesias quería de alguna forma abrir ese debate. "Eso no quita que la fórmula utilizada, al personalizar, lejos de ayudar a que se abra un debate sobre realidades que sí existen y que merecen ser conocidas por la opinión públicas, ha puesto esta discusión sobre los medios en un punto más difícil", ha reconocido.

"Voy a utilizarlos como recurso"

Iglesias se dirigió este jueves a "buena parte" de la prensa y de los periodistas que habitualmente cubren la información de Podemos. “Voy a utilizar a los periodistas que nos siguen como recurso para explicar ciertos elementos que vinculan a Podemos con el psicoanálisis. Creo que entre los periodistas y Podemos se ha generado una cierta relación psicoanalítica que sirve para explicar muchas cosas”, continuó. "Aun así, buena parte de los periodistas que nos siguen y que están obligados profesionalmente a hablar mal de nosotros porque así son las reglas del juego, hay un elemento de amor, y es una cosa bonita, hay algo sexy en Podemos, que experimentamos en la última campaña yendo todos en un autobús, que les atrae y que les gusta", afirmó.

Iglesias intentó este jueves matizar sus palabras en la misma sala, tras recibir la crítica de una periodista. Defendió que en un contexto académico se utilizan ejemplos concretos para explicar un fenómeno. Y que la academia difiere de una sala de prensa. Tras estas palabras, el auditorio rompió en un largo aplauso. El líder de Podemos se mostró convencido de que ese aplauso no saldría en los medios. En realidad, sí resulta significativo por la condición que ostentaba en ese momento el politólogo ante el periodista. Al acabar el acto, ha tratado de puntualizar en Twitter: "Siento haber ofendido y pido disculpas. No debí personalizar. Pero dije la verdad. Vean aquí el vídeo y juzguen".

En cualquier caso, Bescansa ha insistido: "Reiterar las disculpas a Álvaro Carvajal y a los periodistas que se hayan podido sentir ofendidos por esa intervención. Sumarme a las disculpas y hacerlas en nombre de Podemos. Es imprescindible que la gente sepa que hay muchos periodistas que trabajan en la calle, los que están a pie de obra, que tienen dificultades para transmitir lo que ven en sus redacciones".

Más información