Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La consulta de Podemos otorga a Pablo Iglesias todo el poder interno

El 'no' masivo al pacto entre el PSOE y Ciudadanos deja vía libre al líder para pilotar el partido hacia nuevas elecciones

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias en el Congreso. ULY MARTÍN | ATLAS

El resultado de la consulta de Podemos, una suerte de plebiscito en el que el 88% de los 150.000 participantes rechazó el pacto entre el PSOE y Ciudadanos, le dio este lunes oficialmente a Pablo Iglesias toda la autoridad interna para pilotar el partido hacia nuevas elecciones. El referéndum a las bases, que avaló con un respaldo de casi el 92% de los votos su propuesta de Gobierno con los socialistas, IU y Compromís, refuerza además su estrategia negociadora en un momento de crisis y tras el distanciamiento de Íñigo Errejón. Pero ambos aseguran que comparten objetivos. El número dos también celebró el “mandato popular”.

No hubo sorpresas. Como casi siempre ha ocurrido en las votaciones internas de Podemos, la postura de la dirección nacional acabó imponiéndose. Después de tres días de consulta, la que más simpatizantes del partido logró movilizar, el nuevo secretario de Organización, Pablo Echenique, anunció este lunes los resultados del referéndum desde Zaragoza. Las bases de la formación le marcaron a Iglesias un camino que, de facto, el líder del partido ya había emprendido y que ahora le deja vía libre para actuar con total libertad antes de la más que probable disolución de las Cortes.

¿Cuál era el objetivo de esta consulta? En primer lugar, zanjar las negociaciones con el PSOE y las escenificaciones de diálogo entre Iglesias y Sánchez. En segundo lugar, legitimar la estrategia del secretario general de Podemos desde que ocupó su escaño en el Congreso y reforzarle internamente en un momento de crisis. De esta forma, Iglesias rechazará, además, cargar con la culpa de una nueva convocatoria de elecciones generales. Los simpatizantes han avalado sus planes.

El Rey comienza el lunes que viene una nueva ronda de consultas con los portavoces parlamentarios antes de dar por cerrada la legislatura. Mientras tanto, a lo largo de esta semana, la cúpula de Podemos esgrimirá el “mandato” de sus simpatizantes para insistir en ese Ejecutivo de coalición que los socialistas rechazan. En este contexto, la votación puede interpretarse como un instrumento para oficializar el regreso a las urnas y a una campaña electoral que ya ha iniciado.

“Los resultados son claros”

“Tenemos la mano tendida y estamos dispuestos a negociar el Gobierno de cambio. Soy un poco escéptico por el camino que ha llevado el PSOE hasta ahora, pero tengo esperanza de que corrija el rumbo”, afirmó Echenique, quien destacó la incompatibilidad con Ciudadanos. “Los resultados son claros y el mandato popular guiará los próximos pasos”, señaló por su parte Errejón.

Echenique afirmó que su partido ya ha dejado la pelota del pacto en el tejado del PSOE. Lo mismo dijo el socialista Antonio Hernando. En este contexto, tras meses de pulso con Sánchez, Iglesias se valió del resultado de la consulta para redoblar la apuesta al PSOE. El líder de Podemos le pidió que convoque un nuevo referéndum en su formación y pregunte a la militancia sobre la propuesta de Gobierno de coalición lanzada el pasado enero. “Un 88,23% de nuestros militantes dicen no al pacto Rivera-Sánchez. El PSOE debería preguntar ahora a sus bases sobre nuestra propuesta”, manifestó Iglesias en Twitter. El departamento de Errejón reclamó lo mismo en un informe interno: “Mostraría una clara voluntad democrática y de encuentro que Sánchez consultara a sus bases igual que nosotros preguntamos por la suya”.

La segunda pregunta de Podemos estaba centrada en “la propuesta de Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea”. El 91,79% de los consultados se pronunció a favor. ¿Cuál es esa propuesta? Iglesias la plasmó el pasado 22 de enero, tras la consulta con Felipe VI. Se trataba de formar un Ejecutivo de coalición con los socialistas, IU-Unidad Popular y Compromís. La dirección de la formación emergente pidió que ese Gobierno, del que reclamó la vicepresidencia, fuera proporcional. En su última reunión con Sánchez, no obstante, Iglesias se mostró dispuesto a renunciar a su presencia en el gabinete.

En los próximos días volverá a lanzar la misma oferta. A la espera del que quizá se convierta en el primer acto oficial de la precampaña: una fiesta de los círculos convocada para el domingo 24 de abril en el parque Tierno Galván de Madrid.

Referéndum sin matices

  • La participación en la consulta de Podemos alcanzó el 38% del censo. Se pronunciaron 149.444 simpatizantes de los 393.538 inscritos en la web del partido. De ellos, 204.844 se consideran “activos” por haber entrado en el portal de participación al menos una vez en el último año.
  • Pregunta 1: ¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera- Sánchez? Sí: 11,77%. No: 88,23%.
  • Pregunta 2:  ¿Estás de acuerdo con la propuesta de Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea? Sí: 91,79%. No: 8,21%.
  • Las comunidades que más han votado en la consulta de Podemos han sido Madrid y Aragón con, respectivamente, un 46,16% de participación y un 42,62%. En Melilla solo se pronunciaron 96 simpatizantes de los 1.116 inscritos en la formación.
  • En Cataluña, donde Podemos carece de una estructura de dirección desde el pasado octubre, votaron 15.075 militantes, el 33% del censo en esa comunidad.
  • Comparación con el PSOE. Aunque la abstención sobre el total de inscritos —activos y no activos— sigue siendo elevada (más de un 60%), Podemos destaca que en la consulta del PSOE participaron menos simpatizantes: 96.062.

Más información