Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias está dispuesto a admitir la autonomía de IU en una alianza

El líder del partido asegura que quiere una colaboración sin absorber a ninguna fuerza

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, esta semana en el Congreso. EFE

Pablo Iglesias está dispuesto a reconocer a IU como interlocutor en las negociaciones con Alberto Garzón para buscar una alianza electoral. Por primera vez desde el nacimiento de Podemos, el líder de la formación emergente y el cabeza de lista de IU parten de la misma premisa. Quieren concurrir juntos si hay nuevas elecciones. Hasta esta semana, la dirección de Podemos no se había movido de la estrategia fijada en su asamblea fundacional. Ese plan solo admitía abrir las listas a miembros de IU que quisiesen romper con su partido.

Iglesias admitió el miércoles que buscará un acuerdo con Garzón, y este jueves fue más allá. En su opinión, hay condiciones para llegar a un entendimiento “desde el reconocimiento”. Aseguró en Cuatro que su formación no pretende absorber la identidad de ninguna otra fuerza. “Nadie se merece tal cosa. IU es una organización con personalidad. Lo que queremos es una colaboración”, señaló. Iglesias aseguró, además, que “Podemos jamás querrá integrar las siglas de nadie”.

El secretario general no aclaró la fórmula que haría posible esa alianza. No obstante, manifestó una voluntad que, de entrada, choca con la de su número dos, Íñigo Errejón. El portavoz parlamentario del partido rechaza con firmeza la identificación con un frente de izquierdas y las “sopas de siglas” con IU. Según explicó en declaraciones en el Congreso, la unidad se logra “con independientes de la sociedad civil y las fuerzas políticas que quieran caminar ese mismo terreno del cambio, no agrupando siglas”.

“Íñigo es brillante, pero en esto se equivoca. Si no nos ponemos de acuerdo, no cambiará nada en la repetición de elecciones. O cambiará a peor”, afirmó Garzón. A pesar de ello, el diputado de IU puso esta misma semana nuevas condiciones a una alianza y aseguró que solo aceptará una unión a escala nacional. La pelota se encuentra en el tejado de Podemos. El nuevo secretario de Organización, Pablo Echenique, quien en el pasado se mostró favorable a la “confluencia” de las fuerzas de la izquierda alternativa al PSOE, será uno de los dirigentes clave en esta negociación.