Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias entrega un documento con nuevas “cesiones” al PSOE

Podemos considera que el debate parlamentario demuestra "que hay mejor sintonía programática con el PSOE"

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, ayer en el Congreso.

El equipo negociador de Podemos, encabezado por el líder del partido, Pablo Iglesias, ha acudido a la reunión a tres bandas con el PSOE y Ciudadanos con la convicción de que el debate parlamentario ha demostrado que hay margen para un acuerdo con Pedro Sánchez. "Hemos presentado unos documentos de cesiones que hacemos porque en política hay que ceder, además de las que hemos hecho ya hoy vamos a proponer hacer unas cuantas más", ha asegurado Iglesias, que ha asistido al encuentro en el Congreso acompañado por su número dos, Íñigo Errejón, Irene Montero, Carolina Bescansa, Nacho Álvarez, Josep Vendrell (de En Comú Podem) y Antón Gómez-Reino (de En Marea).

Las nuevas propuestas de Podemos giran en torno a dos ejes. Hay una parte dedicada a las cuestiones políticas y la regeneración democrática, con medidas que puedan despertar el interés de Ciudadanos. Pero la parte fundamental es la socioeconómica, dirigida principalmente a los socialistas. El partido emergente busca que el PSOE vuelva a negociar a partir de su programa electoral del 20 de diciembre.

"Me voy a esforzar mucho para que nos entendamos. Ojalá Ciudadanos abandone su maximalismo", ha afirmado Iglesias, que en cualquier caso descarta un Gobierno tripartito del PSOE, Podemos y Ciudadanos. Ha asegurado que tratará de convencer al partido de Albert Rivera de que apoye, "por activa o por pasiva", a un Ejecutivo de coalición de las formaciones progresistas encabezado por Sánchez e integrado por Podemos, IU-Unidad Popular y Compromís. Iglesias ha minimizado el cruce de acusaciones con Rivera, que ayer en el pleno del Congreso de los Diputados llegó hasta la descalificación personal. "El tono parlamentario es el tono parlamentario y es diferente al tono de una negociación", ha considerado.

"Ayer vimos en el Congreso como Rivera utilizaba el debate sobre derechos humanos y refugiados para atacar a Podemos", señala un texto de la Secretaría Política, el departamento que dirige Errejón. "Es difícil acudir a la reunión de hoy con las voluntades intactas si se intenta intoxicar con una acusación que todos saben falsa. Estos dos días de intenso debate en el Parlamento invitan a pensar que hay mejor sintonía programática entre Podemos y PSOE. Se manifestó especialmente en la votación sobre la paralización de la LOMCE, en la que Ciudadanos se abstuvo. Ciudadanos está poniendo irresponsablemente zancadillas a la cita del jueves con tantas condiciones", zanja el informe.

En una entrevista con EL PAÍS, Nacho Álvarez, miembro del equipo negociador y responsable de Economía de Podemos, ha considerado que, “en cualquier caso, creemos que ahora le toca ceder al PSOE”. “Ya no hay excusas”, enfatiza. En su opinión, “toda toma de contacto debe hacerse, llegados a este punto de bloqueo institucional, en torno a los elementos vertebradores de una propuesta de Gobierno”. “No podemos seguir retrasando el inicio de la legislatura”.

Las 20 propuestas de Podemos

En el informe presentado este jueves por Podemos, la formación morada incide en una veintena de propuestas "con una doble intención". Por un lado, el partido liderado por Pablo Iglesias considera que estos puntos constituyen el "eje vertebrador" de un posible acuerdo de Gobierno y, por otro, sostiene que presentan también una "modulación" respecto al programa electoral de Podemos "con el objeto de facilitar los acuerdos necesarios para formar Gobierno". Esta es una síntesis de los 20 puntos:

1. Renta garantizada. Podemos insiste en la implementación "por fases" de un programa que sitúe a toda la población española por encima del umbral de la pobreza monetaria, mediante el cobro de una renta diferencial y complementaria de 500 euros al mes. Esta cuantía supone una rebaja de 100 euros respecto a la propuesta inicial contenida en su programa electoral.

2. Educación. El partido de Pablo Iglesias subraya la necesidad de revertir los recortes para recuperar en 2017 el nivel de gasto de 2009 y en 2019 el peso de estas partidas sobre el PIB que tenía hace siete años. Además, la formación morada insiste en la unviersalización de la educación de cero a tres años. Respecto a su programa electoral, deja caer su compromiso de universalizar el acceso gratuito a la enseñanza de cero a seis años de manera inmediata.

3. Sanidad. Incide en revertir los recortes con los mismos parámetros establecidos en el punto anterior (educación). Respecto a su programa, aplaza la ampliación de la cartera de medicamentos financiados por la sanidad pública y cede en su aspiración de suprimir el copago farmacéutico.

4. Pensiones. Propone introducir progresivamente introducir progresivamente la financiación del sistema por vía impositiva y complementar en lo que sea necesario la financiación mediante cotizaciones sociales, derogándose por tanto el factor de sostenibilidad; recuperar la indexación de las pensiones al IPC para asegurar, al menos, el mantenimiento del poder adquisitivo; aumentar el importe de las pensiones no contributivas para que a lo largo de dos legislaturas sean iguales al salario mínimo; eliminar el tope máximo a las cotizaciones y revitalizar la comisión de los Pactos de Toledo. En su programa electoral, Podemos establecía la necesidad de volver a la jubilación a los 65 años. Sin renunciar a ella, opta por priorizar los aspectos mencionados anteriormente.

5. Dependencia. Pide recuperar los niveles de financiación por persona dependiente anteriores a los recortes y la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores familiares; establecer un "calendario urgente" para la atención de los dependientes a las que se les ha reconocido el derecho pero que actualmente se encuentran en lista de espera e incrementar el porcentaje de dependientes atendidos por servicios profesionales y poner en marcha de forma progresiva la universalización del derecho de las personas a que los servicios públicos de atención a la dependencia les proporcionen la autonomía funcional plena. En su programa, Podemos se fijaba el objetivo de universalizar el derecho a que los servicios públicos de atención a la dependencia proporcionen una autonomía funcional plena.

6. Vivienda y suministros. Aboga por impedir los desahucios de personas sin alternativa habitacional; regular la obligación legal de colaboración para la provisión de vivienda para políticas sociales por parte de los grandes tenedores de casas; convertir al banco malo en un instrumento de gestión de un parque público de viviendas en alquiler que preste especial atención al alquiler social; regular por ley el concepto de alquiler social, que no podrá superar el 30% de la renta familiar; regular el derecho a una alternativa habitacional para mujeres víctimas de violencia machista; garantizar el acceso a los suministros básicos como parte del derecho a una vivienda digna y adecuada, con la intención de impedir los cortes de suministros básicos de agua, luz y gas a aquellas personas y unidades familiares que estén padeciendo una situación de vulnerabilidad; regular la dación en pago retroactiva, por la cual se cancelarán las deudas hipotecarias vivas de aquellas personas que hayan perdido su vivienda ante la imposibilidad de seguir pagando los préstamos y limitará la responsabilidad del deudor hipotecario al bien hipotecado.

7. Igualdad entre hombres y mujeres. Podemos insiste en incrementar las atribuciones  de la Inspección de Trabajo en la prohibición de cualquier discriminación; en que la legislatura concluya con un aumento del permiso de paternidad hasta las 10 semanas; en la creación de una comisión de seguimiento de la igualdad en empresas; en la inclusión de medidas de atención especial a familias monoparentales y en la puesta en marcha d eun plan de empleo para mujeres mayores de 45 años y para aquellas que se encuentran en riesgo de exclusión.

8. Terminar con la austeridad fiscal. Podemos defiende un cambio en la política presupuestaria para cambiar la estructura productiva y aumentar la productividad al tiempo que se reduce el déficit. Proponen un plan de expansión fiscal de 62.000 millones de euros (15.500 anuales), adicionales al actual Programa de Estabilidad. La mitad iría destinada a Educación y Sanidad. El gasto en protección social se mantendía 1,3 puntos por encima de lo previsto por el PP y daría entrada al Plan de Renta Garantizada. Las partidas de servicios públicos generales, Defensa, orden público y asuntos económicos mantendrían las reducciones previstas en el Programa de Estabilidad actual. En el programa electoral la propuesta de expansión fiscal era de 96.000 millones de euros, por lo qie se reduce un tercio en esta propuesta.

9. Nueva senda de reducción de déficit. Se propone un nuevo acuerdo con las autoridades europeas para la reducción de déficit, más lento que el planteado pòr la Comisión. En concreto, fijan una reducción de 0,75% anual, para pasar del 5,2 actual al 2,2% al final de la legislatura.

10. Reforma tributaria progresiva. El objetivo es incrementar tres puntos porcentuales la ratio de ingresos sobre el PIB a lo largo de la legislatura a través de la lucha contra el fraude y la ampliación de las bases tributarias, por debajo del 4% del PIB de su programa electoral. Otras propuestas son la eliminación de las "deducciones más regresivas", el establecimiento de un tipo mínimo para grandes empresas del 15% y recuperar y subir los impuestos sobre riqueza, sucesiones, donaciones y patrimonio, revisar la regulación de las Sicav, e instaurar un "impuesto de solidaridad" a las entidades financieras para recuperar parte de las ayudas públicas que recibieron. Respecto al IVA, se ampliaría el tipo reducido del 4% a más alimentos y productos sanitarios y el reducido del 10% a los suministros básico, como calefacción o gas, que no lo tienen. 

11. Reforma del mercado de trabajo. El documento defiende luchar contra los salarios bajos y la precariedad con un nuevo marco laboral. Entre las medidas que proponen destacan el incremento del salario mínimo hasta llegar a los 900 euros al mes en 2019, establecer un contrato temporal único, revertir el abaratamiento del despido de la reforma laboral de 2012 e impulsar la flexibilidad interna en las empresas para evitar los despidos. A diferencia del programa electoral se acepta buena parte de la reforma aprobada por el PSOE en 2010 y no se alcanzan los 950 euros de salario mínimo. 

12. Plan Nacional de Transición Energética. Sus dos ejes son los planes de de Ahorro Energético y de Energías Renovables, acompañados de una reforma del sistema eléctrico. Podemos se opone a las prospecciones y instalaciones de fracking.

13. Reestructuración de la deuda hipotecaria de los hogares. "Pensamos que es necesario impulsar la reestructuración de la deuda hipotecaria de los hogares mediante una reducción en el valor nominal de las hipotecas de primera vivienda en el caso de las familias que cumplan ciertos criterios sociales (todos sus miembros estén en paro y no cuenten con ningún otro ingreso o hogares que presenten ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem). En el programa electoral de Podemos, este múltiplo se elevaba a tres. Por otro lado, la formación insiste en que se debe impulsar un "procedimiento simplificado de reestructuración y cancelación de deudas" en el marco de un nuevo régimen de segunda oportunidad.

14. Nueva política industrial. Podemos subraya que la inversión en I+D debe situarse en el 2% del PIB, los instrumentos financieros públicos deben tener un peso mayor y la red de banca pública debe fortalecerse y la renegociación del memorando de entedimiento con la UE para poner en marcha una amplia red de banca pública. 

15. Reforma de la función pública. El partido emergente subraya la necesidad de una reforma de la función pública que "adapte la carrera funcionarial a las necesidades de la sociedad actual". Podemos acepta la propuesta incluida en el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos de elevar de 5 a 10 años el periodo mínimo de servicio activo del funcionariado para pasar poder optar una excedencia voluntaria y establecer un periodo máximo de permanencia en esa situación.

16. Sistema electoral. Sigue defendiendo el principio de "una persona, un voto". Es decir, que un sufragio valga lo mismo en todo el territorio español.

17. Financiación de los partidos. Podemos incide en que se equiparen fundaciones y partidos en lo relativo a su fiscalización; en la prohibición de las donaciones de inmuebles cuyo valor exceda el límite de sus equivalentes monetarias; en la limitación "severa" del endeudamiento y en publicar la identidad de los donantes que aporten más de 5.000 euros al año.

18. Puertas giratorias. El partido liderado por Pablo Iglesias insiste en “extender y clarificar las incompatibilidades de cargos políticos y directivos de empresas públicas una vez finalizada su prestación como tales”; en que sus agendas sean de acceso público, en extender la incompatibilidad de los cargos públicos y políticos a las relaciones profesionales remuneradas de cualquier tipo con empresas o grupo de ellas que previamente hayan tenido alguna relación contractual con la Administración o hayan recibido subvenciones o exoneraciones de cualquier tipo; en establecer un mínimo de cinco años hasta que un ex alto cargo pueda intervenir en un ámbito afectado directamente por una decisión adoptada por él durante el ejercicio de su responsabilidad pública y en impedir que cualquier excargo electo participe en consejos de administración de empresas que operan en sectores estratégicos del Estado. También aboga por prohibir que desde los lobbies se contrate a los diputados o a sus asistentes y en obligar a que, si desde los lobbies se emplea a antiguos miembros del Gobierno, “estos lobbies informen sobre quiénes son sus clientes, a qué representantes políticos contactan, qué temas tratan y en qué gastos incurren durante su trabajo”. Respecto a su programa electoral solo hay una cesión: Podemos acepta reducir el plazo de 10 a cinco años el plazo mínimo para que altos cargos del Estado se incorporen a organismos de un sector sobre el que no tenían experiencia previa.

19. Derecho a decidir. Podemos propone “empezar por el reconocimiento previo y específico de las diversas realidades nacionales, para poder abordar después el modelo territorial, mientras se asegura el respeto a los diversos campos competenciales”. No rechaza un referéndum de autodeterminación y, respecto al encaje de Cataluña, alude a la creación de una mesa de negociación integrada por En Comú Podem y el PSC de la que asumirá como propio el acuerdo que ambas fuerzan alcanzasen.

20. Gobierno de coalición. La formación emergente insiste en excluir a Ciudadanos de un potencial “Gobierno del cambio”, que debe estar integrado por PSOE, Podemos, En Comú Podem, En Marea, IU y Compromís. A este Gobierno se deberían unir, según Podemos, “personas independientes” de consenso. Respecto a la propuesta de Gobierno de coalición hecha pública por Podemos tras las elecciones del 20-D, Podemos descarta pedir la vicepresidencia para Pablo Iglesias.

Más información