Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prensa internacional ironiza: Rajoy quiere quitar la siesta

Prestigiosos medios anglosajones reciben con sorna la idea de salir del trabajo a las 18.00

El Presidente en funciones, Mariano Rajoy
El Presidente en funciones, Mariano Rajoy, durante la Convención del PP en Sevilla.

Los británicos matan zorros a todas horas y realizan felaciones a cambio de copas cuando están de vacaciones en Magaluf. Los españoles, por su parte, se inclinan por los toros -para matar, no para lo otro- y duermen cada día tres horas de siesta.

Así de extremas son las cosas en el mundo de los tópicos. Un mundo injusto en el que ha entrado esta semana parte de la prensa anglosajona, a raíz de la propuesta de Mariano Rajoy de acortar la jornada laboral en España hasta las 18.00, formulada el pasado domingo durante un acto del PP en Sevilla.

“España está lista para poner fin a la siesta y unirse así al siglo XXI”, explicaba The Independent en el tuit en el que difundía con enorme éxito su información en las redes sociales. Quizá los españoles deban esperar a abrazar definitivamente dicho siglo para comprender por qué el diario digital eligió una foto de dos mozos vestidos de sanfermines y sentados en un banco para ilustrar la noticia.

El líder del PP propuso que la jornada laboral termine con carácter general a las 18.00 y cambiar el huso horario para que la península tenga el mismo que Canarias, Portugal o Reino Unido. Se trata de medidas que vienen discutiéndose desde hace tiempo y que persiguen mejorar la productividad y la conciliación de la vida familiar y la laboral.

El texto de The Independent mezcla el concepto de siesta con la pausa de dos o tres horas para comer, propia del horario partido, que sí es común en muchas empresas en España. “Los trabajadores españoles actualmente tienden a empezar a trabajar a las 10.00 y se quedan hasta las 14.00, cuando toman una siesta de hasta tres horas antes de abandonar el trabajo a las 20.00”, rezaba una primera versión, posteriormente corregida, de la información, que también se refería a Rajoy, presidente en funciones, como líder del Gobierno de coalición de centro derecha. Las reacciones en Twitter -desde el enfado, la mofa o la voluntad didáctica- no se hicieron esperar.

El Independent no está solo. También se hicieron eco de la amenaza de muerte de Rajoy a la siesta The Daily Telegraph, The Guardian y The Times, otras tres prestigiosas cabeceras británicas. La última, propiedad de Rupert Murdoch, parece haber sido la primera en anunciar la defunción de la tan española costumbre, en la madrugada del lunes. Y la noticia cruzó el charco y fue recogida, también, por la revista Time y el diario The Washington Post, que titulaba con un impactante “¡Hora de despertarse!”.

La siesta pudo tener su origen en una sociedad rural, en la que los trabajadores del campo podían descansar durante las horas más calurosas del día. Pero, tal como recordaban los ofendidos internautas, pocos trabajadores se permiten hoy en día en España disfrutar de una buena siesta entre semana.

Lo cierto es que los españoles, según un estudio de la Oficina Nacional de Estadística británica en 2011, trabajan dos horas más de media a la semana que los británicos, y una más que la media europea. Acaso, como recuerda The Guardian, puedan ser los cinco millones de parados que hay en España quienes tengan la posibilidad de echar una siesta. “Y hasta que el Gobierno pueda encontrarles un trabajo”, concluye el diario, “no importará mucho cuándo empiece o termine la jornada laboral”.

Más información