Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de los españoles creen que la situación política no mejorará dentro de un año, según el CIS

Ocho de cada diez ciudadanos consideran que la situación política es mala o muy mala

Ocho de cada diez españoles consideran que la situación política es mala (37,6%) o muy mala (42,3%), según el barómetro de marzo que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este martes. La encuesta, realizada tras el fallido intento de investidura de Pedro Sánchez (PSOE) y casi tres meses después de las elecciones generales del 20-D, revela que la mayoría —concretamente, el 53,1%— cree que la situación dentro de un año no solo no mejorará, sino que será igual (31,5%) o peor (21,6%).

Sánchez y Rivera en la segunda votación de investidura, el 4 de marzo.

Pero, en la práctica, ¿qué tanto afecta a los españoles la falta de Gobierno? El CIS realizó la encuesta entre el 1 y 11 de marzo, con un Ejecutivo en funciones y en plenas negociaciones políticas. Precisamente en esos días España veía cómo el líder del PSOE se convertía en el primer político de la historia constitucional que se presentaba a una investidura y no la conseguía. Sánchez no obtuvo los apoyos necesarios para ser presidente —en las votaciones del 1 y del 4 de marzo— y, por tanto, se abría así una etapa sin precedentes en España.

Sin precedentes porque ni siquiera está claro que el Rey tenga que abrir una nueva ronda de contactos y, menos aún, que tenga que proponer a un candidato que no tenga asegurada la elección, puesto que ya se ha logrado que corran los plazos para la repetición de elecciones.

En ese contexto, inédito, solo el 3,1% de los consultados mencionó la falta de Gobierno como uno de los tres principales problemas de España. La cifra baja todavía más —al 1,1%— cuando se les pregunta por los temas que les afectan personalmente. El sondeo del CIS refleja, una vez más, que el paro y la corrupción siguen siendo de lejos los temas que más preocupan a los españoles, con el 77,1% y 44%, respectivamente.

Los españoles pintan un escenario político negativo, igual (42,4%) o peor (46%) que el panorama que ya retrataban hace un año. El último barómetro —que corresponde a febrero y que, por tanto, se realizó antes del intento de Sánchez para ser investido— mostraba ya resultados similares: el 35,7% de los encuestados calificaba de mala la situación política española; el 35,7%, de muy mala; y el 18,2%, de regular. Solo el 2,2% pensaba, entonces, que era buena o muy buena.

La encuesta se ha realizado, además, en plena marcha del calendario electoral: la votación de investidura marca el inicio de ese calendario en el caso de que ningún candidato obtenga la mayoría suficiente para llegar a La Moncloa. Las Cortes se disolverán y se convocarán nuevas elecciones generales si antes del 2 de mayo nadie consigue la investidura. Los nuevos comicios se celebrarían el 26 de junio, tras el periodo de 54 días desde la convocatoria que establece la ley.

La mayoría de los españoles creen que la situación política no mejorará dentro de un año, según el CIS

El sondeo del CIS contiene preguntas sobre la situación política y económica y la percepción ciudadana sobre sus problemas. Ocho de cada 10 encuestados declaran haber votado el pasado 20 de diciembre; la mayoría, por el PP (21,4%), el PSOE (20,7%), Podemos y sus confluencias electorales en Cataluña, la Comunidad Valenciana y Galicia (15,9%), y Ciudadanos (11,7%).

Un modelo con Gobierno central y sin autonomías

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) también ha preguntado a los ciudadanos sobre el sistema de organización territorial que prefieren. Los resultados de la encuesta de marzo muestran que el número de españoles que apuestan por un modelo con un único Gobierno central y sin autonomías ha crecido en casi dos puntos, hasta situarse en el 16,8%.

El 39,4% quiere que todo siga como hasta ahora, el 11,9% es partidario de un sistema con mayor autonomía para las comunidades y el 10% les reconocería la posibilidad de convertirse en Estados independientes.

Más información