Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “No daré un paso al lado. Me encuentro con ganas”

El líder del PP niega que Aznar se estuviera refiriendo a él cuando pidió, en su presencia, nuevos liderazgos: "Hablaba del mundo en general"

Jordi Évole y Mariano Rajoy durante la entrevista.

El presidente del PP ha asegurado este domingo en una entrevista en el programa Salvados que no tiene intención de apartarse para facilitar un acuerdo de Gobierno. "Garantizo que no voy a dar un paso al lado. Me encuentro con ganas". Preguntado por si mantendría esa determinación si los presidentes del Banco Santander, el BBVA o La Caixa le pidieran que se retirara para facilitar un pacto, el líder popular ha asegurado que "nadie" le había llamado con esa petición y que si lo hicieran, no les haría caso. "Quiero seguir porque creo que hay muchas cosas todavía por hacer".  

Preguntado por las recientes declaraciones del expresidente José María Aznar reclamando en su presencia nuevos liderazgos, Rajoy no se ha dado por aludido. "Estaba hablando del mundo en general. Fundamentalmente, de los temas de la lucha contra el terrorismo, de los acontecimientos que se están produciendo en determinados lugares del mundo…". El presidente en funciones también ha negado que miembros de su partido le hubiesen aconsejado dar un paso atrás.

La corrupción ha acaparado buena parte de la entrevista. Como ya hizo en el Congreso en agosto de 2013, Rajoy ha admitido que fue un error enviar un SMS de apoyo - "Luis, sé fuerte"- al extesorero del PP Luis Bárcenas cuando ya era público que tenía cuentas en Suiza. "Me arrepiento de haber mandado esos SMS, pero no se acierta siempre en la vida".  "Es verdad que mandé ese mensaje cuando parece que se había confirmado que tenía cuentas en Suiza, pero a partir de ahí ya se acabó cualquier tipo de relación", ha añadido.  

Ante la enumeración de los escándalos que afectan al PP (Gürtel, Púnica, Brugal, Acuamed, Imelsa, Palma Arena...), Rajoy ha negado que la corrupción sea sistémica y ante un vídeo que recopilaba pasadas intervenciones suyas alabando al expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra (en prisión), a Jaume Matas o Alfonso Rus, el líder popular se ha justificado: "Sí, es evidente que me he equivocado. Claro que me he equivocado. Pero yo entonces desconocía lo que luego supe". 

Preguntado por si pondría la mano en el fuego por Esperanza Aguirre, Rajoy ha contestado que confía en ella. La expresidenta del PP madrileño dejó su cargo en el partido por, en sus propias palabras, no haber "vigilado" suficientemente para evitar casos como el de Púnica. Pero el líder del PP no se siente responsable de los escándalos que afectan a sus siglas. "El responsable de un acto de corrupción es fundamentalmente el que lo comete". Para que se sintiera responsable, ha explicado, tendría que haber cometido el delito él mismo o alguien de su Gobierno.

"Probablemente, me vea pronto con Puigdemont"

El presidente en funciones ha dicho que "todavía" no había llamado al presidente catalán, Carles Puigdemont, aunque ha añadido, sin dar más detalles: "Probablemente nos veamos pronto". Rajoy, en cualquier caso, ha rechazado que su partido sea responsable del auge del independentismo en Cataluña. "En absoluto. Yo, como presidente, he hecho lo que tenía que hacer, que es defender la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles. Es mi obligación y además es lo que creo que piensa la inmensa mayoría de los españoles".

El presidente en funciones se ha referido a los desahucios como "historia pasada" -"Hoy el número de desahucios es mínimo"-; ha admitido que el salario mínimo (655 euros al mes) es "bajo", pero ha añadido que "son poquísimos" los que lo cobran, y, preguntado por si le parecía de "sentido común" que miles de españoles [familiares de desaparecidos del franquismo] no sepan aún dónde están enterrados sus abuelos, ha contestado: "Me gustaría que todo el mundo supiera dónde están enterrados sus abuelos, pero no tengo claro que sea cierto eso, ni que pueda hacer nada el Gobierno por arreglarlo". Rajoy se ha corregido a sí mismo inmediatamente después, admitiendo que sí hay "mucha gente" que no sabe dónde yacen sus seres queridos, pero ha apostillado: "Lo que me parece de sentido común es que intentemos que cosas de esas [la Guerra Civil] no se vuelvan a repetir en el futuro y que no estemos dándole vueltas de manera continuada al pasado". La ONU ha reprendido en varias ocasiones al Gobierno por no ayudar a los familiares de los represaliados a recuperar los restos.

Más información