Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rajoy propone jornadas de trabajo hasta las 18.00 y horario de Canarias en toda España

El líder del PP lanza promesas electorales ya incluidas en el pacto entre el PSOE y Ciudadanos y justifica el exceso de déficit en la herencia recibida

El Presidente en funciones, Mariano Rajoy, durante la Convención del PP en Sevilla. PACO PUENTES / Quality-Live

El PP presentó este sábado cinco “nuevas propuestas” que incorporará a su programa electoral si, como prevén, el 26 de junio se repiten elecciones por falta de acuerdos. Pero cuatro de las cinco que anunció Mariano Rajoy en Sevilla figuran ya, en términos similares, en el pacto de 200 medidas que el PSOE y Ciudadanos firmaron el pasado febrero. El líder del PP pidió que la jornada laboral con carácter general finalice a las 18.00 y cambiar el huso horario para que la Península tenga el mismo  que Canarias, Portugal o Reino Unido.

El PP replicó el documento de 200 medidas pactadas entre el PSOE y Ciudadanos con un texto que proponía cinco grandes pactos sobre empleo, servicios sociales, unidad de España, lucha contra el terrorismo y financiación autonómica que fue rechazado por las dos fuerzas con las que pretendía llegar a una "gran coalición". Para presentar esa oferta a la opinión pública, organizó cinco convenciones en distintos puntos de España. Este sábado, en la segunda, sobre servicios sociales, Rajoy, metido de lleno en campaña electoral, presentó cinco propuestas. Eran “nuevas” para el partido, que no las incluyó en su programa para las elecciones del pasado diciembre, pero no novedosas, pues cuatro de ellas figuran en términos muy similares en el pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Así, Rajoy prometió “consensuar un acuerdo para lograr una jornada laboral que, con carácter general, finalice a las 18 horas”. El pacto del PSOE y Ciudadanos recordaba una resolución de la secretaría de Estado de Administraciones Públicas de 2012 que instaba al personal al servicio de la Administración y sus organismos públicos a acogerse a ese horario; En su documento, pedían que se garantizara su cumplimento y que, con carácter general se promoviera “la incorporación en la negociación colectiva de medidas relacionadas con la racionalización de los tiempos y las jornadas laborales”. El vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto, también admitió este sábado que para materializar esa promesa habría que llegar a un acuerdo con los partidos y los agentes sociales, modificar normativas y convenios colectivos. La medida no afectaría a los servicios públicos ni a empresas cuyos ritmos productivos requieran tener turnos nocturnos.

Rajoy propuso también cambiar el huso horario para que toda España tenga el mismo que Canarias; El PSOE y Ciudadanos proponen en su pacto “la recuperación del huso horario GMT”. El líder del PP prometió un “banco de horas” en las empresas para que los padres puedan acumular tiempo para conciliar -ir a una reunión del colegio, etc.-; Sánchez y Rivera lo llaman en su documento “créditos de horas”. El presidente en funciones propuso también crear un sello con incentivos fiscales para las empresas que tengan guarderías o faciliten el teletrabajo.  PSOE y Ciudadanos proponían el pasado febrero publicar el listado de empresas “adheridas al sello horario racional”. Finalmente, Rajoy también planteó la ampliación en 10 días del permiso para los padres con alguna discapacidad o que tengan hijos discapacitados. 

Justificación del déficit

Pese a las coincidencias, el líder del PP presentó "el programa del PSOE y Ciudadanos” como un “pasaporte” para devolver a España a “la ruina” de 2011 y un "torpedo" contra la creación de empleo. "Con las cosas de comer no se juega. Nunca apoyaremos un programa que quiere que España vuelva al borde de la quiebra".

Rajoy también utilizó el argumento de la herencia recibida para justificar el exceso de déficit.“En cuatro años lo bajamos cuatro puntos, con dos años de recesión. ¡Quienes nos dejaron en 2011 el mayor déficit público de la historia, en el 9%, se quejan ahora de que lo hayamos bajado al 5%!”.

La Comisión Europea había marcado una línea roja: la diferencia entre gastos e ingresos públicos no podía superar el 4,2%d el PIB, pero finalmente esa brecha presupuestaria se ha elevado hasta el 5,16%, lo que deja un duro ajuste pendiente para el próximo Gobierno. El presidente en funciones aseguró este sábado que hay que “seguir haciendo reformas y controlando el gasto público porque es la única manera de poder garantizar las pensiones y unos buenos servicios públicos".

El líder del PP viajó a Sevilla acompañado por los jóvenes vicesecretarios del partido Andrea Levy, Javier Maroto, Pablo Casado y Fernando Martínez-Maillo, además de con la ministra de Empleo, Fátima Báñez y el portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando. En Sevilla le esperaban el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso y la secretaria general, Dolores de Cospedal que durante su intervención negó que el Gobierno del PP hubiera hecho "recortes". "No es verdad. Se recorta cuando se quita de lo que hay, pero cuando no hay se trabaja para garantizar las pensiones y salvar la sociedad del bienestar", dijo.