Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El temporal de lluvia anega pueblos y obliga a rescatar familias en Galicia

Los ríos engullen carreteras y varios vecinos son evacuados en lanchas de sus casas

El temporal de lluvia anega pueblos y obliga a rescatar familias en Galicia. Dos bomberos atraviesan en lanchas una calle de Sada. Cabalar (EFE) | ATLAS / EL PAÍS-QUALITY

En zodiacs, piraguas, barcas. Varias familias de las localidades coruñesas de Sada y Carballo han tenido que ser evacuadas este miércoles por las inundaciones que sufren estas poblaciones a causa de las lluvias torrenciales que no cesan desde el lunes al atardecer. La alerta de nivel naranja decretada por la Xunta de Galicia se ha traducido, en la realidad, en unas consecuencias más graves de las esperadas, con una autopista cortada por un derrumbe y muchos viales engullidos por ríos desbordados. Los servicios de Emergencias también han rescatado a los tripulantes de un coche que quedó atrapado en una carretera, y los alumnos de un instituto se han quedado sin clase al anegarse el centro. Se hizo casi imposible acceder al edificio, rodeado y aislado por una extensa masa de agua.

En la localidad costera de Sada, donde varios vecinos han grabado vídeos de la situación, hay un grupo de calles del centro donde el agua supera un metro de altura. El río está desbordado y continúa lloviendo con intensidad. Los garajes de algunos edificios, con dos plantas subterráneas, se han llenado de agua por completo, y el nombre de la zona donde se ubica el IES Isaac Díaz Pardo ha cobrado por completo su auténtico significado: la calle se llama Lagoa ("laguna" en gallego), y el aspecto del entorno es el de un gran lago con una isla, el instituto, en el medio.

Según informa Europa Press, la Central de Atención a Emergencias 112 ha registrado 121 incidencias entre la medianoche y el mediodía de este miércoles en toda Galicia. La provincia más afectada, con 115 de las intervenciones, ha sido A Coruña, con casi 50 viviendas y sótanos inundados y unas 20 calles impracticables.

Los municipios coruñeses de Carballo, Sada, Cambre, Oleiros, Bergondo, Betanzos y Abegondo son los más castigados por el temporal, aunque se cuenta casi una treintena de términos en los que hay carreteras cortadas por desprendimientos de tierra y piedras, desbordamiento de ríos o grandes bolsas de agua sobre el asfalto. En los pueblos costeros, algunos de los peores momentos se vivieron en torno a las nueve de la mañana, cuando las incesantes lluvias coincidieron en la orilla con la pleamar.

Los Bomberos del municipio de Santa Comba (A Coruña), próximo a Santiago, tuvieron que acudir al ayuntamiento vecino de Zas a las siete de la mañana para rescatar a los ocupantes de un vehículo que quedó varado en una carretera inundada de forma casi repentina por un río. Remolcaron el turismo con las tres personas dentro hasta una zona más elevada y seca.