Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Sánchez defiende que el acuerdo incluya a Ciudadanos y Podemos

El líder del PSOE se refiere a la renuncia de Iglesias: "Él se propuso solo y él se excluye solo"

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Congreso. Atlas/ J. C. H. (EFE)

Pedro Sánchez ha mantenido este miércoles la condición, imprescindible, de mantener "vigente" el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos y a partir de él atraer a Podemos a un gobierno de coalición. Frente a la vía de los 161 diputados que promulga Pablo Iglesias, que son la suma de los diputados socialistas, de Podemos e IU, el secretario general del PSOE aboga por la del 199, que suman los escaños conseguidos por el PSOE, Ciudadanos y Podemos. "Siempre hemos trabajado para la vía 199. Sabíamos que con 131 y con el rechazo de Podemos no podría ser presidente del gobierno. La única opción es que nos unamos las tres fuerzas políticas", ha observado Sánchez. El líder socialista espera que el cambio de actitud de Podemos "sea sincero". "Se verá si Podemos va en serio porque el PSOE y Ciudadanos sí van en serio", ha apostillado.

La formación de Albert Rivera, sin embargo, ha enfriado la situación. José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido, espera aclaraciones sobre el formato de una hipotética cita entre los tres partidos: Ciudadanos quiere que sea entre los equipos negociadores, no entre los tres líderes, como ha insinuado Iglesias, y solo acepta debatir sobre el pacto de gobierno que le une con el PSOE. Al tiempo, Rivera sigue considerando que el PP es un compañero de viaje más deseable que el partido de Iglesias, aunque sabe que esa opción está cerrada ahora mismo por Mariano Rajoy. "El señor Iglesias ha vuelto a apostar por un Gobierno a la valenciana. Lo único que sabemos es que quieren estar en un Gobierno de coalición del PSOE con Podemos", ha dicho Villegas. "Para eso no hace falta que nos reunamos. Mensaje recibido y contestación dada. No lo apoyaremos ni por activa ni por pasiva".

Rivera, en cualquier caso, está abierto a una reunión a tres en la que PSOE y Ciudadanos puedan repasar punto por punto su acuerdo con Podemos para así descubrir sus coincidencias y discrepancias. "No creo que haya equívocos", ha dicho Villegas sobre la posición de su partido, que solo negociará alrededor del documento firmado con los socialistas. "Si alguien viene equivocado ya le explicaremos cuando se siente de qué van las reuniones", ha dicho en referencia a Podemos. "Si Podemos está dispuesto por sus crisis internas, o por el miedo a nuevas elecciones, a sentarse en esa mesa, a hablar, a permitir con su abstención un Gobierno de PSOE y Ciudadanos basado en el programa firmado, encantados", ha resumido el vicesecretario general de la formación emergente, que ha empleado un tono muy crítico con Iglesias y su partido. "Hacemos el mismo llamamiento al PP".

"Con todas las cautelas, con todas las dificultades, estamos hoy más cerca de ese gobierno del cambio que de repetir las elecciones", ha observado Sánchez. El dirigente de los socialistas ha remarcado que, en ningún caso, renunciará al pacto acordado con la formación de Albert Rivera: "Soy un hombre de palabra. Todo acuerdo que se construya las próximas semanas tiene que respetar el construido con Ciudadanos". "Para que pueda someterme a una investidura tengo que contra con el sí de Ciudadanos", ha zanjado.

Después de 101 días tras las elecciones del 20 de diciembre, afronta, sin bajar la guardia, con un "optimismo moderado" el cambio en la postura de Iglesias. "Bienvenido el señor Iglesias al acuerdo vivo, abierto, del PSOE y de Ciudadanos", se ha congratulado Sánchez. El secretario general de los socialistas ha coincidido con Podemos en que "el PP y Mariano Rajoy han de dejar de ser gobierno en nuestro país" y ha afirmado que "con todas las cautelas y dificultades, estamos más cerca del gobierno del cambio y más lejos de la repetición de las elecciones. Hay una predisposición al diálogo".

El problema, tal como ha admitido, es cómo se materializa el acercamiento con Iglesias, siempre sin renunciar al acuerdo avanzado hace semanas entre PSOE y Ciudadanos. "Hemos compartido objetivo: no queremos repetir elecciones. Los españoles lo dijeron claro, que teníamos que entendernos quienes representábamos el cambio". "Tenemos que buscar una solución, acordemos qué propuestas son comunes", ha incidido el socialista partiendo de la base del documento de las 200 iniciativas acordadas por el PSOE y Ciudadanos.

El cambio en el tono de Iglesias, incluida su disposición a renunciar a la vicepresidencia que él mismo se había otorgado, resume la mejora en las relaciones entre los responsables del PSOE y Podemos. "Él se propuso solo y él se excluye solo", ha dicho Sánchez en referencia al anuncio de Pablo Iglesias de renunciar a la vicepresidencia de un Gobierno socialista si su presencia "es una dificultad" para que haya un Ejecutivo "progresista". "Estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese Gobierno", ha afirmado Iglesias, pero siempre excluyendo a Ciudadanos de ese Ejecutivo. "Celebro el cambio de actitud en cuanto a su relación con mi persona. Es una buena noticia para las fuerzas de izquierda el cambio de actitud y por parte mía en la relación", ha valorado el candidato del PSOE a la presidencia del gobierno.

Sánchez e Iglesias se han reunido durante alrededor de dos horas, en lo que ha sido su segundo encuentro bilateral para intentar formar Gobierno. El secretario general del PSOE ha acudido a la cita sin la intención de renunciar al pacto que ha firmado con Ciudadanos. Iglesias, sin embargo, ha insistido en "probar un Gobierno a la valenciana", aunque él no entre en ese Ejecutivo. "Cuando Iglesias habla de gobierno a la valenciana, significa el fin a 20 años de gobiernos del PP, un partido imputado. El acuerdo del Botánico lo que hizo fue poner en marcha un gobierno en base a [combatir] la emergencia social, lograr la recuperación de derechos sociales, la reconstrucción del Estado del bienestar y del sistema de financiación autonómica. A mi juicio, y sin desmerecerlo, el acuerdo de PSOE y de Ciudadanos es mucho más ambicioso y concreto", ha apuntado Sánchez. El líder de Podemos ha asegurado que "respeta" el pacto entre el PSOE y Ciudadanos, pero ha dicho que "no sirve como acuerdo de Gobierno", aunque puede facilitar que Ciudadanos permita la investidura de Sánchez.

El líder socialista ha acudido a su cita con Iglesias tras reunirse el martes durante más de dos horas con Albert Rivera. Ambos políticos delimitaron los aspectos que consideran irrenunciables del acuerdo que une al PSOE y a Ciudadanos. El pacto está "vigente" y "abierto a otros partidos", ya resaltaron ayer los portavoces de las dos formaciones. Hasta ahora, desde los dos intentos de investidura fallidos de Sánchez del 2 y el 4 de marzo, las negociaciones entre el secretario general del PSOE y su homólogo de Podemos se resumían a la conversación telefónica de media hora que mantuvieron el miércoles de la semana pasada. Las expectativas de Sánchez pasan por cerrar un acuerdo con la formación emergente que posibilite su presidencia como muy tarde el fin de semana del 23-24 de abril. El plazo para formar Ejecutivo finaliza el 2 de mayo. Si para entonces no lo hay y, por lo tanto, Mariano Rajoy continúa como presidente en funciones, habrá de nuevo elecciones el 26 de junio. "El camino se hace al andar, no hay margen de error, hay que ir a por todas (...) Estamos en tiempo de descuento, es casi imposible, pero hoy hay esperanza para un gobierno del cambio", ha concluido Sánchez.

Más información