Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera prefiere elecciones antes de que Podemos llegue al poder

El líder de Ciudadanos no aceptará la entrada del partido de Iglesias en un Ejecutivo del PSOE y reclama al PP que negocie

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Luis Sevllano Arribas / ATLAS

Albert Rivera cree que solo hay una cosa peor que las elecciones anticipadas: que Podemos entre en el Gobierno. El líder de Ciudadanos pide la abstención del partido de Pablo Iglesias para hacer viable su pacto con Pedro Sánchez, pero no lo considera condición suficiente para asegurar la gobernabilidad de España. Si el PP no se incorpora al proyecto del PSOE y de Ciudadanos, ha dicho Rivera en la noche de este miércoles, el 26 de junio se celebrarán elecciones generales anticipadas. 

"Unas elecciones anticipadas serían malas para España, pero hay una cosa peor, que es un mal gobierno para España", ha dicho el líder de Ciudadanos sobre la posibilidad de que Podemos llegue al gobierno. "Un gobierno de España con la economía en manos de Podemos, con el modelo griego o venezolano en lo económico; con Podemos pidiendo referéndums en Cataluña, Galicia o País Vasco; o subiendo los impuestos a los españoles, sería un desastre económico y para la estabilidad política", ha añadido durante una entrevista en Telecinco. "Un mal gobierno para España no lo quiero", ha insistido. "No habrá Gobierno, ni buen Gobierno, si el PP, por activa o por pasiva, no se sienta en la mesa. Es de sentido común. Hay un problema no solo de investidura, sino de gobernabilidad. Si el PP no se sientan en la mesa, vamos de cabeza a unas nuevas elecciones".

¿A qué se debe ese razonamiento? El PP tiene mayoría absoluta en el Senado, lo que le da capacidad de bloqueo en una hipotética reforma constitucional. Al tiempo, es el partido con más diputados en el Congreso (122), lo que le permitiría presionar a un Ejecutivo en minoría. El presidente de Ciudadanos aspira a que la próxima legislatura sea la de las grandes reformas, y sabe que con los 131 votos que suman PSOE, Ciudadanos y Coalición Canaria no alcanza para eso, por mucho que Podemos facilite la investidura de Sánchez absteniéndose en la votación.

Rivera firmó en febrero un pacto de gobierno con Sánchez que recoge más de 200 medidas. El líder de Ciudadanos y el del PSOE han coincidido este miércoles en señalar la vigencia de su acuerdo y en situarlo en el centro de cualquier negociación para formar gobierno. Tras la reunión entre Sánchez e Iglesias, que ha abierto la posibilidad a una negociación a tres bandas, Rivera ha reconocido las cesiones del secretario general de Podemos, pero las ha explicado como la consecuencia de la crisis interna de este partido.

"No ha cambiado nada. No creo que Iglesias en un mes haya cambiado de opinión", ha dicho el presidente de Ciudadanos. "Ha cambiado la crisis interna, que debilita su liderazgo; y las encuestas, que indican que Podemos es el partido que más pierde", ha argumentado. "Lo que han cambiado son las encuestas, en las que pierden muchos apoyos, y la crisis interna en Podemos", ha recalcado. "Hay un riesgo, miedo a las nuevas elecciones del señor Iglesias, y es lo que ha cambiado. Es un giro táctico, no una actitud de que Podemos entienda que el PSOE y Ciudadanos tienen que formar Gobierno".

Más información