Iglesias renuncia a su vicepresidencia si el PSOE rompe con Rivera

El secretario general de Podemos "respeta" el acuerdo con Ciudadanos pero excluye que formen parte del Ejecutivo progresista

 FOTO: LUIS SEVILLANO

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha transmitido este miércoles a Pedro Sánchez su renuncia a estar en un Gobierno socialista si su presencia "es una dificultad" para que haya un Ejecutivo progresista del PSOE, Podemos, IU y Compromís. Esa circunstancia, en cualquier caso, se daría solo si Sánchez rompe con Ciudadanos y opta por explorar a fondo la que Iglesias ha calificado como "la vía de los 161", en referencia a los diputados que tendrían esas cuatro fuerzas.

"Estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese Gobierno", ha asegurado Iglesias, quien ha precisado que la renuncia es a título personal y no implica también la de otros miembros de Podemos a entrar en ese hipotético gobierno progresista, Además, la formación emergente considera que debería seguir ocupando la vicepresidencia de ese Ejecutivo. Iglesias se ha mostrado dispuesto, además, a reunirse con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para pedirle la abstención, aunque descarta un acuerdo a tres con ese partido.

"Ya no hay excusas. Tocaba ceder", ha señalado el líder de Podemos que ha dicho estar "muy contento" tras el encuentro con Sánchez al que ha pedido que, tras su disposición a no formar parte de ese Gobierno, ceda. "Estamos pidiendo al PSOE que dé al menos una oportunidad de que haya un Gobierno progresista", ha dicho, "y vamos a tratar de convencer a Ciudadanos de que dé una oportunidad a la vía del 161". "Ahora les toca ceder a otros", ha destacado. .

Pablo Iglesias se ha referido además al acuerdo firmado entre el PSOE y Ciudadanos que, según ha dicho, "respeta".  "Igual no sirve como acuerdo de Gobierno, tal como se ha demostrado pero sí para que Ciudadanos facilite un acuerdo de investidura y evitar que el PP siga gobernando", ha dicho en referencia a la posible abstención del partido de Albert Rivera. En cualquier caso, ha hablado en todo momento de la vía del 161 (la suma de los diputados del PSOE y Podemos más IU y Compromís), lo que no incluye los 40 escaños de Ciudadanos.

El líder de Podemos ha anunciado además que será él mismo quien encabece el grupo negociador para seguir trabajando con los socialistas en la búsqueda de "un gobierno a la valenciana". "Me voy a dejar la piel para que esta posibilidad se concrete".

La cita ha comenzado pasadas las 10.30 en la Sala Martínez Noval, situada en la ampliación del Congreso, enfrente del Hemiciclo. Ambos han llegado juntos caminando por la Carrera de San Jerónimo, donde les esperaban casi un centenar de periodistas.

Ambos han mostrado una mayor cercanía que la que se vivió en la investidura fallida de Sánchez. De hecho, Iglesias le ha regalado al candidato socialista a La Moncloa un libro sobre la historia del baloncesto en España con una dedicatoria. "Es bueno empezar por lo que nos une. Un abrazo", ha escrito Iglesias, en referencia a la afición que ambos comparten. Sánchez jugó en el Estudiantes hasta los 21 años.

El secretario general de Podemos acudía este miércoles a su segunda reunión bilateral con el líder del PSOE con la intención de mejorar el tono del diálogo sin renunciar a sus condiciones iniciales. Es decir, sin renunciar, de entrada, a su propuesta de Gobierno de coalición ni a las líneas maestras de su política económica. Para Podemos se trata, en esta fase de las negociaciones, de evitar cargar con la culpa de una nueva convocatoria de elecciones generales. 

Más información