Sánchez refuerza su alianza con Rivera antes de verse con Iglesias

Los líderes del PSOE y Ciudadanos coinciden en que el acuerdo "está más vigente que nunca" y "debe ser el centro de la actuación política" de los dos partidos las próximas semanas

Pedro Sánchez y Albert Rivera se saludan el martes en el Congreso.

Pedro Sánchez y Albert Rivera han escenificado este martes, tan solo unas horas antes de la reunión que el secretario general de los socialistas mantendrá este miércoles a partir de las 10.20 con Pablo Iglesias, la solvencia del pacto entre PSOE y Ciudadanos. El gesto adquiere una relevancia capital por la trascendencia que Sánchez otorga a su acuerdo con Rivera pese al veto de Podemos a la formación emergente de centro derecha. "La valoración por parte de los dos partidos es positiva. Este acuerdo es lo más positivo y relevante que se ha hecho políticamente en los 100 días transcurridos desde las elecciones del 20 de diciembre", ha resumido el sentir de ambos partidos Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE. El acuerdo, bajo la premisa de que "está vigente", "es susceptible de ser mejorado", ha recalcado Hernando, tras una reunión, que se ha alargado dos horas y media. "Lo vamos a seguir defendiendo cuando nos reunamos con otras fuerzas políticas", ha apostillado, en referencia a la vista de este miércoles con Podemos.

Al encuentro de la tarde del martes también ha asistido José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos. "En estos 100 días tras las elecciones generales del 20-D lo único bueno, lo único que se ha hecho en positivo, es la consecución de ese acuerdo", ha coincidido el jefe de gabinete de Rivera con Hernando. "Consensuamos que el acuerdo está más vigente que nunca y que debe ser el centro de la actuación política de los dos partidos las próximas semanas", ha enfatizado Villegas.

El secretario general del PSOE ya trasladó por la mañana que, pese a las presiones de Iglesias, en ningún caso romperá el vínculo con Ciudadanos a cambio del apoyo de Podemos. Esto es, que la vigencia del pacto entre PSOE y Ciudadanos no es discutible. "Es condición necesaria para lograr un Gobierno del cambio", despejó dudas Sánchez. Síntoma de ello es la predisposición de Sánchez y Rivera de ampliar el contenido del acuerdo de 200 puntos, incluyendo propuestas de organizaciones sociales y empresariales. El argumento para convencer a Podemos es que, independientemente del veto mutuo con Ciudadanos, coincide con 140 de esas medidas. "Vamos a ir a la reunión con Iglesias con la mejor predisposición. El acuerdo tiene que dar lugar a que el acuerdo sea ampliado de forma complementaria con las negociaciones que se abran", es la postura del PSOE, como se ha encargado de transmitir Hernando.

Sánchez y Rivera ya se reunieron el pasado 16 de marzo en el Congreso. Los líderes del PSOE y Ciudadanos mantuvieron entonces un encuentro de 40 minutos. "Se ha puesto de manifiesto la fortaleza del pacto y ha habido una gran sintonía. Es un pacto sólido", manifestaron entonces desde la dirección del PSOE. La cita, con la que reafirmaron la vigencia de su acuerdo, como ahora, se produjo después de que el secretario general de los socialistas anunciara una reunión con Iglesias prevista para antes de Semana Santa. La idea de Sánchez era acudir a ella sin la compañía de Rivera, pese a que 10 días antes ambos se habían comprometido a negociar conjuntamente con el resto de partidos políticos. Finalmente, la reunión entre Sánchez e Iglesias tendrá lugar mañana. Desde las dos investiduras fallidas del candidato socialista, sus conversaciones con Iglesias se reducen a media hora, el pasado miércoles, y por teléfono. No en persona.

Ejecutivo multicolor

El secretario general del PSOE había expresado la mañana de este martes que estaba abierto a presidir un Ejecutivo con ministros de Ciudadanos y Podemos. Sin embargo, horas después, ambas formaciones se pronunciaban en contra de este planteamiento. El partido de Rivera argumentó que son "absolutamente incompatibles" con Podemos. La formación de Iglesias contestó, en cambio, que no ven "mal" que Ciudadanos "apoye o se abstenga en un Gobierno a la valenciana", sin que entre en ese Ejecutivo.

El vicesecretario de Ciudadanos ha vuelto a remarcar en la noche del martes que no entrarían en un tripartito con PSOE y Podemos en ningún caso. Según Villegas, esa posibilidad ni se ha planteado en la reunión. "No hemos advertido de nada al señor Sánchez respecto a la reunión de mañana. En todo caso, si el PSOE da un bandazo, rompe con Ciudadanos y pacta con Podemos y los independentistas, él sabrá lo que hace", ha indicado el jefe de gabinete de Rivera.

Más información