Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Congreso mantiene el pulso con el Gobierno para someterle al control

La rectificación de Rajoy para explicar la cumbre de la UE no impide el recurso al Constitucional

Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, este martes. (EFE)

El Gobierno en funciones ha empezado a rectificar, pero el Congreso mantiene el pulso para someterle al control político de la Cámara. El próximo miércoles, 6 de abril, Mariano Rajoy comparecerá ante el pleno para explicar el resultado del último Consejo Europeo, pero a continuación se debatirá y aprobará un recurso de todos los diputados, salvo los del PP, ante el Tribunal Constitucional contra el Ejecutivo en funciones. Todo porque el Gobierno y el PP se resisten en solitario a someterse a ese control parlamentario pleno y pretenden decidir a qué convocatorias acuden.

Antonio Hernando, portavoz del PSOE, destacó que esa rectificación del presidente en funciones se produce, precisamente, por la fuerza de los votos de todos los demás. En caso contrario, Rajoy hubiera tenido que hacer como ya hizo el ministro de Defensa y dar plantón a la Cámara.

 La Junta de Portavoces del Congreso ha tramitado la petición de comparecencia de Rajoy, a la que se oponían hasta el lunes el Gobierno y el PP. El presidente del Gobierno en funciones aseguró este martes en Onda Cero que aceptar la comparecencia no supone rectificación, pero hasta ahora el Ejecutivo se había negado abierta y reiteradamente por entender que no puede someterse al control de este Congreso. Incluso, los representantes del PP en la Mesa del Congreso votaron en contra de la petición de comparecencia en la última reunión, el pasado 15 de marzo. Solo cuando los demás grupos estaban en condiciones de forzar este martes al presidente a comparecer el Gobierno ha rectificado.

"El solo hecho de que Rajoy venga al pleno ya es aceptar someterse a control del Parlamento", ha asegurado Patxi López, presidente del Congreso. La comparecencia será el 6 de abril a las 9.00, pero el Gobierno y el PP siguen manteniendo que es una decisión extraordinaria y que no se someterán a más control por parte de la Cámara. De hecho, ya el ministro de Defensa dio plantón a la Cámara.

"Es un uso torticero del Congreso", ha asegurado el portavoz del PP, Rafael Hernando. Por eso, la Mesa y la Junta de Portavoces, con el apoyo de todos los grupos salvo el PP, ha tramitado la petición para recurrir ante el Constitucional, en un conflicto institucional sin precedentes frente al Gobierno. Ese recurso no se resolverá antes de que el 2 de mayo se disuelvan las Cortes si no hay Gobierno.

Además, todos los grupos han acordado convocar para el pleno del 13 de abril una sesión de control ordinaria al Gobierno, con preguntas al presidente y a los ministros, con la única limitación ya conocida de que se refieran a competencias reservadas a un Ejecutivo en funciones.

La oposición entiende que dejar en manos del Gobierno la decisión de qué peticiones de comparecencia atender supone dejar al Ejecutivo el control del Parlamento. Por eso, se mantienen otras peticiones de comparecencia de ministros en funciones.

El PP se opone pero no aclara qué hará cuando se abra ese pleno. Si rectifica como ha hecho Rajoy o si los ministros darán plantón a la Cámara.

 

 

Más información