Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Operación retorno: Cataluña, Madrid y Valencia sufren grandes atascos

Las entradas del País Vasco también registran retenciones de hasta 15 kilómetros

La A-7, en sentido Barcelona, a la altura de Altafulla (Tarragona). EFE

La última jornada de la operación retorno de Semana Santa, que concluye a las doce de la noche de este lunes, ha provocado ya grandes atascos en las entradas de Bizkaia, Madrid y Valencia. Algunas de estas retenciones han alcanzado los 15 kilómetros, según ha informado la DGT, que ha apuntado que también se han reproducido embotellamientos en varias provincias de Cataluña —una de las comunidades autónomas, como en País Vasco y la Comunidad Valenciana, donde es festivo este lunes—.

Según ha detallado Tráfico, los desplazamientos hacia la provincia de Bizkaia ha provocado retenciones en varios tramos de la A-8 en territorio cántabro: de 15 kilómetros entre Tarrueza y Castrourdiales, de 8 kilómetros entre Bárcena de Cicero y Colindres, y de 3 kilómetros a la altura de Penagos.

También en dirección a Bizkaia, se han detectado retenciones en la BU-30, a la altura de Villagonzalo de Pedernales, muy cerca de la circunvalación de Burgos. Además, en la AP-1 se han contabilizado 7 kilómetros de retención entre Quintanavides y Monasterio de Rodilla, en este caso como consecuencia de un accidente.

Atascos, también en Murcia

Tráfico ha informado también de hasta 5 kilómetros de retenciones en la A-3, a la altura del municipio de Buñol (Valencia), y 15 kilómetros en Requena, en ambos casos en dirección hacia la capital valenciana. En la A-7, en Murcia, se ha registrado también atascos en dirección a Alicante.

Del mismo modo, también se han registrado problemas en varias de las entradas a Madrid. En la A-4, aún en la provincia de Ciudad Real, se han producido retenciones en Almuradil. Mientras que, en esta misma autovía, pero en la localidad madrileña de Getafe, ha habido atascos de hasta 3 kilómetros. En la entrada a la capital por la Carretera de Extremadura, A-5, se han detectado pequeños embotellamientos de entre 2 y 3 kilómetros en el entorno de Móstoles.

Cataluña también se ha visto afectada por las retenciones. Se han producido en la AP-7, en la provincia de Tarragona, y en la N-340 en Torredembarra. En esa misma vía, pero en la provincia de Barcelona, hay 3 kilómetros de retenciones en Castellet i la Gornal, mientras que en la A-2, a la altura de Bellpuig (Lleida), hay unos 10 kilómetros de atasco.

Más información