Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Tres funcionarios del Consistorio de Lugo declaran por el ‘caso Pokémon’

Los tres son investigados por supuestos delitos de tráfico de influencias y cohecho

Documentación del 'caso Pokémon', en su llegada a los juzgados de Lugo.

La juez instructora del caso Pokémon, Pilar de Lara, ha iniciado este lunes una nueva ronda de declaraciones en relación con esta trama de corrupción sobre el supuesto amaño de concesiones públicas en Galicia. Tres funcionarios del Ayuntamiento de Lugo —uno de los jefes de los servicios de adjudicación de obras, una técnico de ese departamento y un ingeniero jefe— han declarado ante la magistrada en calidad de investigados por supuestos delitos de tráfico de influencias y cohecho, según fuentes judiciales.

En los juzgados de Lugo también se encontraba Gregorio Arroyo, el abogado del exalcalde Xosé López Orozco (PSOE), investigado en el marco de esta operación. "Hay una serie de diligencias pendientes, entre ellas las declaraciones de los funcionarios, pero nosotros insistiremos en lo de siempre, en el sobreseimiento, porque Orozco es absolutamente inocente y nada tiene que ver con esos supuestos delitos que aparecen en esas diligencias", ha dicho el letrado.

Arroyo ha concretado que el sobresemiento, en este caso, lo tiene que sustanciar la "instructora, que sería la competente". "Hay suficientes argumentos [para la desimputación], como los ha habido en otros procedimientos que hemos tenido y han sido archivados; si no recuerdo mal, son cuatro o cinco procedimientos, entre ellos uno que era del juzgado número tres en el tema Campeón y se han sobreseído", ha insistido Arroyo.

El caso Pokémon investiga la corrupción política de todo color —afecta tanto a PP como a PSOE— en varias comunidades autónomas y cuenta ya con más de un centenar de investigados.