Los socialistas aplazarán el congreso si hay consenso

El líder del partido tiene previsto consultar en los próximos días a los dirigentes territoriales para comprobar si están de acuerdo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Pedro Sánchez tiene previsto consultar en los próximos días a los dirigentes territoriales del partido para comprobar si existe consenso en retrasar la fecha del congreso del partido, previsto para los días 21 y 22 de mayo. La mayoría de estos dirigentes considera que sería un error embarcarse en un proceso congresual que todos prevén conflictivo justo en medio de las negociaciones para intentar formar Gobierno. O lo que es peor, en medio de una campaña electoral si dichas negociaciones no llegan finalmente a buen puerto.

De mantenerse la fecha actual, cualquier candidato que aspirara a dirigir el partido debería manifestar su disposición entre el 11 y el 14 de abril, cuando los partidos estarán apurando los últimos intentos por alcanzar pactos que permitan evitar unas nuevas elecciones.

Sánchez ha insistido desde el 20-D en que “su propuesta es acompasar los tiempos del partido con los tiempos de España”, como ya dijo en su última entrevista a EL PAÍS. Pero a la vez apuntó que “la fecha del congreso sería una decisión compartida que tendría el respaldo mayoritario de todos los líderes del partido”.

Nadie toma la iniciativa

La dirección federal no quiere tomar la decisión unilateralmente para evitar que parezca que lo hace para favorecer los intereses de Sánchez. Pero a la vez, los líderes territoriales, a pesar de considerar “suicida” embarcarse en una lucha interna en las actuales circunstancias, quieren que sea el actual secretario general del partido el que asuma en solitario la responsabilidad de aplazar un congreso cuya fecha ya decidió un comité federal.

La mayoría de los dirigentes de las federaciones dan por descartado que, cuando llegue el momento, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, optará a la Secretaría General del PSOE. “Susana Díaz no tiene más remedio que presentarse”, responden distintos líderes territoriales consultados por este diario.

Con este convencimiento, algunos dirigentes ponen sobre la mesa la posibilidad de que Pedro Sánchez, que claramente aspira a renovar su liderazgo en el partido, apostara por que nadie le hiciera frente si se mantienen las actuales fechas del congreso. Bien por falta de tiempo, bien porque pudiera solaparse con una campaña electoral en la que el PSOE no se puede permitir trasladar al electorado una imagen de división interna.

Más información