Podemos reivindicará el derecho a decidir en su estreno en el Día de la Patria vasca

El partido que dirige Nagua Alba organiza por primera vez un acto con motivo del Aberri Eguna

Nagua Alba (a la izquierda), junto a diputados de su partido en una imagen de archivo.

Podemos Euskadi ya ha elegido un lema —Nuestra patria es la gente: derechos sociales y derecho a decidir— para participar, por primera vez, en el Aberri Eguna (Día de la Patria vasca) con un acto "simbólico", este domingo en San Sebastián. El partido reivindicará el derecho a decidir vinculado a los derechos sociales. La formación liderada en Euskadi por la diputada Nagua Alba ha decidido sumarse a esta conmemoración en la que, en los últimos años, solo intervenían el PNV y la izquierda abertzale. Lo hace para dar "respuesta a la esencia pluralista" del partido y con el objetivo de "poner en valor ideas de convivencia democrática, igualdad, inclusión y superación del frentismo".

Podemos asegura que su convocatoria no tiene un enfoque identitario, nacionalista, aunque incorpora la defensa del derecho a decidir en el eslogan. La formación aclara que esta reivindicación va unida a la lucha por los derechos sociales. "Podemos Euskadi se reafirma con este acto en su voluntad de ser un agente activo de convivencia capaz de superar dinámicas frentistas y ofrecer a la sociedad vasca un horizonte de entendimiento y acuerdo", asegura en un comunicado en el que expone las razones que le han llevado a organizar un acto propio en la capital guipuzcoana junto a la escultura Paloma de la paz, del escultor Néstor Basterretxea.

El año pasado, la anterior dirección —entonces liderada por Roberto Uriarte— se mantuvo al margen del Aberri Eguna al considerar que Podemos "no es un partido nacionalista", sino un movimiento plural. Pese a defender entonces el derecho a decidir, el partido se desvinculó de esta conmemoración porque "las cuestiones nacionales" no son las que unen a sus miembros y seguidores, según dijo Uriarte en 2015.

Esta vez, con Alba al frente de la organización vasca, el partido ha optado por participar en esta celebración con el fin de "desafiar a las lógicas tradicionales de la política vasca, las cuales incluyen un relato nacionalista tradicional que, en la práctica, ha monopolizado la idea de patria y el imaginario de lo vasco". Podemos sostiene que el Aberri Eguna ha sido "a menudo un factor de confrontación", que ha hecho que la sociedad vasca "no cuente aún con un día compartido por todas las sensibilidades", lo que ha producido una "fractura simbólica" entre los vascos.

Frente  a las "claves excluyentes" que han distinguido a los actos del Aberri Eguna, Podemos Euskadi pretende participar como "un agente activo de convivencia capaz de superar dinámicas frentistas y ofrecer a la sociedad vasca un horizonte de entendimiento y acuerdo".

"Para lograr el cambio posible y duradero tenemos la obligación política de disputar la hegemonía nacionalista tradicional y, por tanto, de construir un relato propio, diferenciado y dotado de más contenido social y de lucha contra la desigualdad", ha añadido la formación de izquierdas.

Como en los últimos años, los partidos nacionalistas volverán a celebrar el Aberri Eguna por separado. El PNV reunirá a sus simpatizantes el domingo en la Plaza Nueva de Bilbao, donde intervendrán el presidente del partido, Andoni Ortuzar, y el lehendakari, Iñigo Urkullu. EH Bildu, por su parte, participará ese mismo día en una marcha por las calles del centro de Pamplona.