Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Una amiga de las víctimas escribe a los padres: “No os habéis equivocado, allí eran felices”

Francesca compartía piso en Barcelona con Elena Maestrini y Lucrezia Borghi: "Cada mañana salíamos felices de casa"

Imágenes de algunas de las víctimas. / Vídeo: Los familiares de las víctimas esperan la repatriación de los cuerpos. ANSA / ATLAS

"Si os estáis preguntando si habéis cometido un error al dejarnos vivir solas en una gran ciudad extranjera... Quiero deciros que vuestras hijas estaban encantadas allí". Francesca es una estudiante de Florencia que está pasando un año en Barcelona con una beca Erasmus. Volvió a Italia el viernes pasado a causa de un problema familiar. En España vivía en un piso en alquiler con Elena Maestrini y Lucrezia Borghi, dos de las siete víctimas del accidente del autocar de los estudiantes Erasmus de Cataluña.

Francesca ha escrito una carta a los padres de las estudiantes fallecidas en el accidente, un detalle con las familias en el que se explica el clima que se vive durante el periodo Erasmus, para que los padres nunca se sientan culpables por haber dejado que se fueran. "Cada mañana salíamos de casa felices, escribe, queríamos algo más para nuestro futuro. Así que no, no os habéis equivocado".

La joven ha contado al periódico La Repubblica que conocía también a Valentina Gallo, la primera víctima en ser identificada. "Vivía en otro piso con tres chicas españolas pero venía a menudo a nuestra casa". Y añade: "Yo no tomé parte en ese viaje por pura casualidad: había reservado el vuelo antes de que me propusieran la excursión a Valencia, y decidí volver a casa.

Tres jóvenes toscanas se cuentan entre las victimas del autocar de los Erasmus en España. Valentina Gallo tenía 22 años, era de Florencia y estudiaba Económicas. Elena Maestrini, en cambio, tenía 21 años y era de Gavorrano, en la provincia de Grosseto. También provenía de la universidad de Florencia Lucrezia Borghi, originaria de Greve in Chianti. Las familias de las víctimas se encuentran ya en España.

Traducción de Carlos Gumpert.

Más información