Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PP deja para después de Semana Santa el interrogatorio a Barberá

El Comité Nacional de Derechos y Garantías está enviando estos días las citaciones a los implicados en el supuesto blanqueo

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en una sesión del Senado esta semana. EFE

El Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP ha dejado para después de Semana Santa el interrogatorio a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá y a su antiguo equipo municipal por el caso de presunto blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Valencia, según han informado a Europa Press fuentes populares.

Las mismas fuentes han explicado que el propósito del PP es resolver lo más rápido posible el expediente informativo que se ha abierto a Barberá y a los demás investigados que son afilados del PP y que están implicados en el marco de la Operación Taula.

Fue el pasado 16 de marzo cuando el órgano disciplinario del PP acordó la apertura formal de un expediente informativo "contra las personas físicas investigadas o llamadas a declarar en la pieza separada A de las Diligencias Previas 881/15 del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que estén afiliadas al Partido Popular".

En esa reunión se acordó designar instructor al diputado nacional por Albacete Francisco Molinero Hoyos, que ya se ha encargado de otros casos relevantes que han afectado al PP como el de las tarjetas black de Caja Madrid que imputó a Rodrigo Rato o el del exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna.

El Comité Nacional de Derechos y Garantías que preside el castellanoleonés Alfonso Fernández-Mañueco está enviando estos días las citaciones a los afectados por esta investigación interna del PP, que tendrán oportunidad de ofrecer su versión de los hechos.

Fuentes del PP han explicado que el objetivo es iniciar esas declaraciones e interrogatorios de los implicados después de las vacaciones de Semana Santa. Está por ver si los afectados comparecen ante el instructor o deciden declarar por escrito como ha ocurrido en otros casos.

Una investigación paralela a la judicial

El juez que lleva el caso ha dado 20 días a Rita Barberá para que preste esa declaración voluntaria que ella misma ha aceptado. En esa declaración no habrá preguntas y podrá ser asistida por un abogado. Incluso tiene posibilidad de declarar por escrito.

Por lo tanto, esa declaración judicial será prácticamente paralela en el tiempo con la investigación interna del PP. Todo apunta a que 'Génova' no tomará ninguna decisión sobre la exregidora antes de que el juez haya decidido si eleva o no la exposición razonada al Tribunal Supremo porque haya entendido que hay motivos suficientes para que sea investigada judicialmente.