Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rajoy asegura que no va a retirarse de la política: “Nunca me voy a rendir”

El líder del PP rechaza las reuniones múltiples o técnicas y el “pacto sindicado” con Sánchez y Rivera: "No va a ser"

Mariano Rajoy durante su intervención en Guadamur (Toledo). FOTO: BERNARDO PÉREZ

"Yo voy a seguir luchando, por España, por los españoles, por el mundo rural, y no me voy a rendir nunca". Así terminó Mariano Rajoy su intervención en la mañana de este sábado Día del Padre en un pueblo de Toledo, Guadamur, elegido para ser el exponente del mundo rural y de los pequeños municipios que el PP entiende que el "pacto sindicado" entre el PSOE y Ciudadanos ponen en peligro. Así fijó posición también el líder del PP sobre las especulaciones y las supuestas operaciones que persiguen su retirada de la escena política para favorecer las pretensiones de los socialistas y el partido que dirige Albert Rivera. Rajoy lo descartó totalmente, así como las reuniones múltiples y técnicas de los que "viven en la rueda de prensa permanente". Y sentenció: "No lo vamos a hacer, no puede ser y no va a ser".

La responsable provincial en Toledo de Nuevas Generaciones del PP, Marta Maroto, le había instado minutos antes a seguir luchando y Rajoy se sintió inspirado por esa apelación. Recogió el guante de la joven y empezó su discurso por ahí y fue así también como lo terminó. No fue un mensaje casual, como tampoco fue aleatoria la elección del pueblo y del auditorio. Jóvenes y un municipio rural de Toledo de menos de 1.800 habitantes. El contexto era el mensaje.

Rajoy ratificó que luchará hasta el final "por España, por los 7,2 millones de votantes que confiaron en el PP en las últimas elecciones, por los que viven en el mundo rural y por todos los españoles". Y se permitió una broma: "Y también por esto", dijo mostrando el marco que le había regalado la alcaldesa local, Sagrario Gutiérrez, con el emblema que le distingue desde ya y por primera vez como "persona muy grata" de Guadamur. Distinción que el propio Rajoy contrapuso a la declaración hace apenas un mes como persona non grata en Pontevedra, su ciudad. La alcaldesa había anticipado que el acto de este sábado consistía en un "abrazo" a Rajoy y el presidente en funciones agradeció "el cariño y afecto".

El líder popular relató su visión de la situación política bloqueada desde las elecciones del 20-D, hace este domingo tres meses, y reiteró su oferta de pactar un gobierno de gran coalición especialmente con el PSOE. A Rajoy no le gusta mencionar a Rivera y Ciudadanos en sus mitines pero este sábado se detuvo especialmente en denostar el acuerdo entre esas dos formaciones y el intento frustrado de investidura de Sánchez. El dirigente popular sostiene que nadie entendió ese pacto, ni los militantes de Ciudadanos tampoco, y despreció el estilo de hacer política de los nuevos dirigentes con tantos "dimes, diretes, fotos y ruedas de prensa". Dice incluso que no recuerda haber visto en su vida tantas ruedas de prensa, una actividad que nunca le ha gustado demasiado: "Algunos están en permanente rueda de prensa".

El presidente del PP sí quiso aprovechar para fijar posición ante los que pretenden por un lado que su partido apoye ese acuerdo entre Sánchez y Rivera y se quede fuera en todos los sentidos: "No lo vamos a hacer". Luego enumeró las razones que se resumen en que ni se lo han pedido, ni lo consentiría ni comparte su programa: "No puede ser y no va a ser".