Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dimite Besteiro, el líder de los socialistas gallegos, por sus diez imputaciones

El político defiende que se va de forma "libre y responsable" y niega que se lo haya pedido el partido

Gómez Besteiro, tras anunciar su dimisión este viernes. FOTO: ÓSCAR CORRAL / VÍDEO: ATLAS

José Ramón Gómez Besteiro ha sucumbido a la presión. Tras una semana de "reflexión" y consulta con compañeros y allegados, el secretario general del PSdeG-PSOE ha presentado este viernes su renuncia al liderazgo de los socialistas gallegos en una decisión, ha insistido, "personal, libre y responsable". Tras comunicarle la dimisión a su ejecutiva en una reunión de urgencia convocada para esta tarde en la sede del partido en Santiago, Besteiro se ha afanado en negar que su marcha se deba al mandato de Pedro Sánchez por el malestar de los barones de la formación con sus diez imputaciones judiciales.

Una gestora nombrada ya por la ejecutiva federal del PSOE toma ahora el timón de la organización a siete meses de las elecciones autonómicas y sin candidato a la vista. Esta comisión, que fuentes del sector crítico con la anterior dirección consideran poco representativa territorialmente, está presidida por la secretaria de Organización, Pilar Cancela, que ha sido la mano derecha de Besteiro en estos dos años y medio al frente del PSdeG, y será la encargada de marcar el calendaria de primarias para elegir candidato a la Xunta.  “No habrá ningún vacío”, ha asegurado el secretario general saliente.

Los socialistas gallegos afrontan, sin embargo, un calendario complicado. En octubre como muy tarde se celebrarán elecciones gallegas y antes el partido deberá celebrar un congreso para elegir nueva dirección y unas primarias para votar el cabeza de cartel a la Xunta. Todo ello entremezclado con la renovación de la dirección federal y una posible repetición de elecciones generales.

El ya exsecretario general del PSdeG renunció hace apenas una semana a optar a la candidatura a la Presidencia de la Xunta debido a sus problemas judiciales, pero entonces defendió que seguiría al frente del partido porque el código ético de los socialistas solo prevé la renuncia cuando se produce un procesamiento. Besteiro cree ahora que "lo mejor para el partido y para Galicia" es dejar también la secretaría general pero ha atribuido el repentino cambio solo a una "reflexión" personal. Ni se lo ha pedido Sánchez, quien le ha mostrado su "respeto" por la decisión, ni ningún dirigente socialista, ha afirmado.

La marcha de Besteiro, que ha anunciado que "retomará" las "actividades profesionales" como abogado que dejó hace 17 años cuando se metió en política, llega una semana después de que la juez Pilar de Lara sumase seis delitos a los cuatro por los que ya le estaba investigando en otra causa. Besteiro arrastra imputaciones por supuestos casos de corrupción relacionados con los dos cargos públicos que ha ostentado en su carrera política.

Este abogado lucense entró en la vida institucional en 1999 como concejal de Urbanismo y mano derecha del exalcalde socialista de Lugo Xosé López Orozco. En aquellos comicios locales el PSdeG dio el campanazo arrebatándole al PP uno de sus feudos urbanos, en plena hegemonía fraguista y con una campaña electoral sin medios en la que Besteiro se unió a sus compañeros de partido para recorrer puerta a puerta los barrios de Lugo en busca de votos.La presunta relación entre una operación urbanística desarrollada en esta ciudad cuando él era edil de Urbanismo y la compra y reforma de su piso familiar le provocó en el verano de 2015 sus primeros problemas judiciales dentro del llamado caso Garañón. Besteiro está siendo investigado en esa causa por cuatro delitos, entre ellos cohecho.

Fue el viernes pasado cuando le llegó la puntilla a Besteiro. La juez Pilar de Lara, instructora también del caso Garañón, lo citó a declarar como investigado dentro de otra causa judicial bautizada como Operación Pulpo. Esta vez está bajo sospecha su gestión al frente de la Diputación de Lugo, que presidió entre 2007 y 2015, y el 11 de mayo deberá declarar por seis supuestos delitos: cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, fraude a las administraciones públicas, fraude de subvenciones y delito continuado de malversación de caudales públicos.

Besteiro anunció que no se presentaría a las primarias para intentar convertirse en el candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, si bien este paso atrás no calmó las voces críticas que pidieron también su renuncia a la secretaría general. Besteiro ha estado dos años y medio en el cargo tras ser elegido por la militancia. "El PSOE me ha dado infinitamente más de lo que yo le he dado al PSOE", ha proclamado en su despedida.

Más información