Educación niega a los rectores la prórroga de Selectividad

Las universidades piden un año más. El ministerio dice que el calendario de la LOMCE no se va a modificar

Las Universidad Complutense de Madrid.

El Ministerio de Educación no prorrogará un año la Selectividad para que siga realizándose en el curso 2016-2017 como le han pedido las universidades, en lugar de la reválida de bachillerato que establece la LOMCE y cuyas pautas aún no están aprobadas. Educación señala que el calendario va a seguir como está establecido en la ley y que no hay "ninguna indefinición jurídica" como denuncia la conferencia de rectores. 

El departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo ha difundido este viernes un comunicado en respuesta a la solicitud de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) de aplazar un curso más el nuevo acceso a la universidad ante la falta de desarrollo normativo de la evaluación final, que genera "incertidumbre" en cientos de miles de estudiantes, especialmente en los que ahora cursan 1º de bachillerato, que en junio de 2017 estarán en condiciones de hacer estos exámenes.

"Hay tiempo más que suficiente, ya que la prueba no se va a celebrar este año, sino que será el año que viene, luego queda más de un año para su realización", señala un portavoz del ministerio, que añade que la reválida tendrá "una estructura similar a la actual PAU [Prueba de Acceso a la Universidad, la Selectividad]" y que en estos meses "se ha hablado con la CRUE en numerosas ocasiones y en esas reuniones ya se han tratado las cuestiones técnicas de la prueba, que, por cierto, han sido bien acogidas por los rectores". El ministerio prevé publicar "en los próximos días" la orden que regule la futura prueba de bachillerato, según el portavoz oficial.

"La Universidad ofrece al ministerio lo que sabe hacer, que son pruebas de acceso para garantizar a los alumnos una seguridad ante esta falta de definición", ha considerado por su parte el presidente de la CRUE, Segundo Píriz, tras conocer la respuesta del departamento de Méndez de Vigo. "Si no aceptan nuestro ofrecimiento que nos digan cómo lo van a hacer. Los campus debemos tener claro en mayo cómo van a ser las pruebas de acceso para el curso que viene, estamos obligados a ello", añade el también rector de la Universidad de Extremadura.

La reválida de bachillerato es uno de los exámenes cuya elaboración dejó pendiente el Ministerio de Educación el pasado verano tras la pérdida de poder autonómico del PP en las elecciones regionales. "Ante la falta del desarrollo normativo necesario para la concreción de la evaluación final de bachillerato", señala la conferencia de rectores en el comunicado en el que reclaman una prórroga, se pide "un marco de admisión transitorio que resuelva la incertidumbre generada en cientos de miles de estudiantes que están en condiciones de acceder a la universidad en 2017, especialmente, en quienes actualmente cursan 1º de bachillerato, quienes no saben si están eligiendo las asignaturas adecuadas que mejor les prepararán para acceder al grado que desean cursar".

Examen adaptado a los temarios LOMCE

Los rectores, que trataron este asunto en su asamblea general celebrada el pasado miércoles, solicitan al ministro que mantenga el examen con "una estructura y organización similares a la actual PAU" pero adaptando los contenidos.

El curso que viene, la LOMCE termina su implantación en secundaria y bachillerato, con nuevas asignaturas y contenidos para los estudiantes que las universidades se comprometen a adaptar en los exámenes de Selectividad para tener procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas, "que garantice la seguridad jurídica" de los estudiantes.

Acuerdos por comunidades

Los campus llevan meses reclamando que haya un rasero común para que un alumno que esté interesado en carreras de distintas universidades no tenga que hacer más de un examen o para solventar, por ejemplo, que el que quiera subir nota para estudiar una ingeniería o medicina pueda hacerlo como ocurre ahora con la PAU.

Mientras el ministerio termina de definir la reválida de bachillerato, hay comunidades autónomas que han previsto que todas sus universidades convoquen la misma prueba, como ha ocurrido en la Comunidad Valenciana o anunciaron Galicia y Cataluña.

La conferencia de rectores se ofrece al ministerio para ayudar a diseñar esa prueba de acceso conjunta. Se barajó también que la coordinara la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), una propuesta en la que no se ha avanzado en estos meses. En titulaciones con mucha demanda, como Medicina, persiguen una prueba específica conjunta para todas las facultades de esta disciplina en España.

Más información