Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El racismo es la primera causa de los delitos de odio

La evolución de esta tipología criminal es levemente ascendente: en 2015 se registraron 1.328 incidentes y en 2014, 1.285

Unas rumanas son humilladas por hinchas del PSV en Madrid el martes.

El racismo y la ideología son los motivos principales que se ocultan detrás de los 1.328 incidentes de delitos de odio registrados en 2015, según el último informe del Ministerio del Interior. Hasta 505 casos de xenofobia —la mayoría islamofobia— y 308 agresiones por intolerancia ideológica, incluidas por primera vez en este balance y ocurridas principalmente en Cataluña. La evolución de esta tipología criminal es levemente ascendente. En 2014 se registraron 1.285.

La humillante escena protagonizada por seguidores del PSV Eindhoven mofándose con actitud vejatoria de varias indigentes rumanas en plena puerta del Sol de Madrid el pasado martes es uno de los últimos delitos de odio ocurridos en España. Se trata de aporofobia, discriminación hacia la pobreza y los pobres. En 2015, según el último informe —el tercero desde 2012— de delitos de odio del Ministerio del Interior, se produjeron 17 casos de este tipo. No les ha salido gratis: el jueves la fiscalía provincial de Madrid abrió diligencias con una investigación que pretende identificar y castigar a los responsables por un delito por trato degradante.

La inclusión de conceptos como hostilidad, menosprecio, humillación y descrédito, a los ya existentes dentro de los delitos de odio, como violencia y discriminación, ha contribuido a elevar su número.

Lesiones y amenazas

En los delitos de odio se engloban conductas, algunas tipificadas como infracciones penales en nuestro Código Penal, y otras como infracciones administrativas. Destacan las lesiones (240), amenazas (205), injurias (113), actos racistas, xenófobos e intolerantes en el deporte (88) y los daños (86). La mayor parte (464) cometidos en la vía pública. Según el informe, son las discriminaciones relacionadas con la discapacidad (226), la orientación sexual (169), creencias religiosas (70), discriminación por género (24) y antisemitismo (9), las siguientes en número. De los 1.318 incidentes registrados en 2015, se esclarecieron la mitad, 687. Tanto responsables como víctimas suelen ser españoles de entre 18 y 25 años.

Uno de los aspectos más relevantes que se insertan en este último balance son los datos del “discurso del odio” o hate speech, que usa principalmente Internet como medio, de los que ha habido 117 casos registrados. Se refieren a “formas de expresión que propaguen, inciten, promuevan o justifiquen el odio racial, la xenofobia, el antisemitismo y cualquier otra forma de odio fundado en la intolerancia, incluida la intolerancia que se exprese en forma de nacionalismo agresivo y etnocentrismo y la discriminación y hostilidad contra las minorías”.