Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rajoy: “No actué antes porque no tenía ni idea de lo que pasaba en Valencia”

El presidente en funciones asegura que tomará "las medidas que haya que tomar" contra Rita Barberá según cómo evolucione el expediente abierto

Rajoy, en un momento de la entrevista en Telecinco. ATLAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que si no había actuado antes por la corrupción en Valencia fue porque desconocía la situación. "No he tomado medidas, ni yo ni mi partido, porque no teníamos ni idea. Lo hemos conocido ahora. Antes habíamos oído alguna cosa, pero hasta que no se levantó el secreto del sumario no hemos tenido noticia de nada.  Hemos abierto un expediente  [a la exacaldesa Rita Barberá y su grupo municipal] para saber exactamente qué es lo que ha ocurrido. Y a partir de ahí tomaremos las decisiones que tengamos que tomar". ·No hay cosa que más desee que acabar con esta lacra", ha zanjado, refiriéndose a la corrupción.

Rajoy ha negado, en una entrevista en Telecinco, que la situación de Barberá y el caso Taula haya abierto grietas en la dirección del PP. "No ha habido ningún enfrentamiento en la cúpula del partido". No obstante, en las últimas semanas, la respuesta a la corrupción ha tenido distintas voces entre los populares: desde los jóvenes vicesecretarios que se manifestaban "hasta las narices", hasta el propio líder, pidiendo a los suyos que no cayeran en "la histeria" y respondieran a los escándalos con "serenidad".

El presidente en funciones, ha recordado, en cualquier caso, como viene haciendo en sus últimas intervenciones públicas, que en otras ocasiones políticos imputados o acusados de corrupción habían terminado finalmente absueltos. "Tenemos que ser contundentes, pero justos", ha dicho Rajoy. Preguntado por la situación de los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán,  que este miércoles han acudido a declarar ante el juez por el caso de los ERE, ha dicho: "No debemos ser inquisidores. Yo no tengo ninguna prueba de que hayan cometido un delito".

"He decidido enfriar las cosas" 

Preguntado por las negociaciones para intentar formar Gobierno, Rajoy ha señalado que ha decidido "enfriar las cosas", es decir, que esperará hasta después de la semana santa para llamar al líder socialista, Pedro Sánchez. El presidente insiste en la gran coalición, pero ha admitido que el PSOE no quiere dialogar un Gobierno con él. 

Para el líder del PP su "único interlocutor" es el secretario general del PSOE, y por tanto, el partido no está dispuesto a participar en un diálogo de equipos negociadores, como les propone Ciudadanos. Rajoy quiere negociar de tú a tú con Sánchez y rechaza el documento de 200 medidas pactadas entre Sánchez y Rivera, que Rajoy considera una "voladura" a toda su "obra" de la pasada legislatura. El presidente en funciones ha vuelto a atacar al líder de Ciudadanos -que le pidió que se aparte para facilitar acuerdos- por "entregar sus votos al PSOE".

El presidente en funciones no ha criticado al líder socialista por su reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y preguntado por si estaba dispuesto a hacer lo mismo que Sánchez, ha aclarado: "En cuanto me lo pida, lo veré, pero jamás se ha dirigido a mí".   

Tampoco ha querido entrar Rajoy en la crisis de Podemos. "Dirigir un partido político no es algo fácil. Todos somos seres humanos. Hay que hablar mucho, entender a la gente...". 

"Una de las cosas más asquerosas que he visto"

Preguntado por qué pensaba de las imágenes de hinchas del PSV humillando a un grupo de mendigas en la Plaza Mayor de Madrid, Rajoy ha contestado: "Me siento pésimo. Es una de las cosas más asquerosas y repugnantes que he visto en mi vida. Sinceramente, creo que habría que proceder por vía judicial contra estos auténticos bárbaros".

Sobre la situación de los refugiados, el presidente en funciones ha asegurado que "el asilo es propio de los países democráticos" y que las deportaciones masivas eran "un disparate".

Finalmente, cuando, después de recordarle el puñetazo en Pontevedra y la declaración de persona non grata,  le han preguntado si pensaba en "dejarlo", Rajoy ha contestado: "En absoluto".