Los españoles en el extranjero aumentan un 56,6% desde 2009

2.305.030 viven en el exterior, según datos del INE. La cifra se ha incrementado en un 5,6% en el último año

El éxodo de españoles no se frena. El pasado 1 de enero había 2.305.030 españoles inscritos en los registros consulares, lo que equivale a un aumento del 5,6% con respecto a la misma fecha de 2015, cuando eran 2.183.043 los que residían en el exterior, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Si se toma como referencia el año 2009, cuando este organismo público comenzó a difundir esta información y la crisis económica ya había afectado a España, el incremento de aquellos que hicieron las maletas a otro punto del globo sin viaje de vuelta se dispara al 56,6%.

El número de españoles que han rehecho su vida en el exterior mantiene una tendencia ascendente implacable. Uno de los principales factores que explica este incremento es la nacionalización de extranjeros, es decir, migrantes que obtuvieron la doble nacionalidad en España y regresaron después a sus países. Entre 2009 y 2016 el número de ciudadanos con pasaporte español que vive fuera ha aumentado en un 56%, pero los nacidos en España son solo un 21% más, según el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) que ha hecho público el INE este jueves. Un ejemplo de ello es que entre los 10 países con más residentes españoles están Argentina, con 439.236; Venezuela, con 188.025; Brasil, con 125.150; Cuba, con 128.541; o México, con 123.189.

Para Andreu Domingo, subdirector del Centro de Estudios Demográficos, Ecuador es un ejemplo representativo de este fenómeno migratorio. De las 11.782 nuevos españoles que se inscribieron en los registros consulares de este país sudamericano en 2015, 8.820 no nacieron en España, lo que representa el 74,9%. "La mayoría de estos españoles son personas que han nacido en Ecuador y que han regresado a su país. Además, los españoles nacidos aquí que se han ido a Ecuador el año pasado [2.962] son, en su mayor parte, hijos de la inmigración", explica Domingo. De los 111.223 españoles que viven en América, 78.864 residen en el país en el que nacieron.

Además de la nacionalización de extranjeros, otro elemento que ha propiciado el aumento de españoles en el exterior ha sido la ley de Memoria Histórica, aprobada en diciembre de 2007. Esta norma permitió acceder a la nacionalidad española a los hijos de emigrantes y exiliados sin la necesidad de que sus padres hubieran nacido en España, como se requería hasta entonces. "Es el caso, por ejemplo, de Argentina, donde 20.885 españoles de los 22.512 que se inscribieron en 2015 nacieron en ese país sudamericano. Muchos son hijos de la emigración del siglo XX", dice Domingo.

La economía, uno de los factores que propició el éxodo de españoles por la falta de oportunidades laborales, tampoco ha logrado este año, a pesar de su crecimiento, frenar la emigración de talento joven. En Reino Unido, por ejemplo, viven 102.498 españoles, un 77% más de los que lo hacían en 2009. En Alemania, otro país que ha absorbido una parte de la emigración que ha huido buscando nuevas oportunidades de trabajo, el incremento es del 35%, con 139.555 españoles en su territorio. "Para mí es interesante la heterogeneidad de los nuevos españoles que hay en el mundo. Se está creando una comunidad transnacional que responde a muchos factores: crisis económica, emigración del siglo XX, retorno de inmigrantes latinoamericanos, huida de jóvenes que buscan nuevas oportunidades laborales... Se está conformando una nueva realidad con muchas aristas", apunta Domingo.

Para el subdirector del Centro de Estudios Demográficos, los datos del PERE están infraregistrados y el número real de españoles en el extranjero es todavía mayor. La inscripción en los consulados es voluntaria y muchos jóvenes que parten a otros países de Europa no se dan de alta al considerar que su estancia será temporal —aunque residan varios años en el exterior— y que no les aporta gran cosa. El registro también implica la baja del padrón municipal, lo que supone la pérdida de acceso normal al sistema de salud o de ventajas sociales, como el acceso a una vivienda de promoción pública, explica este demógrafo.

Además del aumento de españoles residentes en el exterior, España registró por primera vez el año pasado más muertes que nacimientos y una cifra récord en el número de emigrados desde el inicio de la crisis. El resultado tiene una lectura: el país pierde población. 

Españoles en los cinco continentes

El número de españoles que hicieron las maletas para no volver ha aumentado este año en todos los continentes. Aunque América ha sido la región donde ha habido más nuevas inscripciones, con 70.798 españoles más de los que había en 2015 para llegar casi al millón y medio de residentes, Asia ha sido el territorio que más ha aumentado porcentualmente, con un 12,3% de crecimiento. El 1 de enero de este año había 34.190 españoles en el continente más extenso y poblado del planeta, 3.749 más de los que había en la misma fecha un año antes.

En Europa hay al menos 775.785 españoles viviendo, con Francia, Reino Unido, Suiza y Alemania como destinos predilectos. Son 44.946 más de los que había en 2015, con un incremento relativo del 6,1%.

África es el continente donde residen menos españoles, solo 19.731, con Marruecos (8.691), Sudáfrica (1.910) y Guinea Ecuatorial (1.705) como principales países. En Oceanía viven 20.900.

Más información