Selecciona Edición
Iniciar sesión

Beiras, expulsado del Parlamento gallego por abroncar a un diputado del PP

El histórico nacionalista ha sido sancionado con 15 días de suspensión de sus derechos parlamentarios

pulsa en la foto
El coportavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras, durante una comparecencia en Santiago.

Un bronco debate parlamentario sobre el rescate por la Administración pública del nuevo hospital de Vigo se ha saldado este miércoles con la expulsión disciplinaria de la Cámara autonómica gallega del portavoz de AGE, el histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras. La sanción le supondrá al veterano político gallego un mínimo de 15 días de suspensión de sus derechos parlamentarios como diputado (no podrá acudir ni a plenos ni a comisiones) y de sueldo.

El acalorado debate sobre el hospital vigués culminó con Beiras dirigiéndose al escaño del portavoz del PP, Miguel Tellado, para echarle en cara: "te estás riendo de los ciudadanos" y golpear su mesa. En ese momento, el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Santalices, lo llamó al orden y le comunicó la expulsión. El veterano político hizo sin embargo caso omiso y continuó su discusión con Tellado, lo que llevó al presidente de la Cámara a anunciarle la sanción.

En ese momento Beiras abandonó el hemiciclo deseándole un "buen día" a Santalices que le informó de inmediato de la suspensión de sueldo y de sus derechos como diputado.

Beiras ya había arremetido acaloradamente contra los populares en su turno de réplica señalando que la ciudadanía "está ya harta de ustedes" y de que "su derrota es inexorable, con Beiras o sin Beiras". Junto a ello proclamó que en el PP, "un partido podrido de abajo a arriba", están "todos corruptos" y anunció: "entre todos os echaremos del país".

Esta es la segunda vez que Xosé Manuel Beiras se acerca hasta las bancadas del PP para manifestar con vehemencia su enfado. En 2013, después de que EL PAÍS publicara las fotografías del presidente, Alberto Núñez Feijóo, en un viaje de placer en un yate con el narcotraficante Marcial Dorado, el líder de AGE llegó a golpear también con su puño el escaño de Feijóo. En aquella ocasión, la presidenta de la Cámara no llegó a expulsarlo.

Más información