Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se reunirán antes de Semana Santa

La cita a la que se han emplazado sería de carácter privado, sin Ciudadanos

Sánchez e Iglesias, en el homenaje a las Víctimas deL 11-M. FOTO: JAIME VILLANUEVA / VÍDEO: ATLAS

Los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Podemos, Pablo Iglesias, han mantenido este miércoles una conversación telefónica en la que han quedado en reunirse antes de Semana Santa. Ambos han hablado durante 15 minutos sobre "la crisis humanitaria que vive Europa y de la política de migración y asilo de la UE", según han informado fuentes de ambos partidos. "Se han emplazado a reunirse los dos", explican las dos formaciones, por lo que esa cita se produciría sin Ciudadanos, a pesar de que Sánchez y Albert Rivera se habían comprometido a ir de la mano en las negociaciones. 

Sánchez e Iglesias, en cualquier caso, han constatado que, "a pesar de las diferencias de criterio" sobre la formación de Gobierno en España, ambos "comparten también que es positivo que se normalice el diálogo entre ambos", que se había deteriorado en las últimas semanas.

Además, los negociadores de PSOE e IU se reunirán este jueves en el Congreso, según ha anunciado el diputado Alberto Garzón, en un encuentro al que no acudirá Ciudadanos y que se celebrará con una comisión más reducida, de solo tres personas, para "agilizar" , informa Elsa García de Blas. "Queremos explorar todas las posibilidades, nosotros nunca hemos pedido ministerios ni nombres. Pero todo pasa por el acuerdo entre PSOE y Podemos. Vamos a hacer todo el esfuerzo para que no haya elecciones", ha asegurado el portavoz de IU en el Congreso. Garzón está a la espera, además, de que Podemos acepte reunirse con su formación también por separado.

Las relaciones entre el PSOE y Podemos, que ya estaban muy desgastadas, quedaron rotas durante el debate de investidura de Sánchez. A pesar del duro ataque de Iglesias, el líder de los socialistas, que solo contó con el apoyo de Ciudadanos, volvió a dirigirse a la formación emergente. "No me resigno a que no pueda formarse un Gobierno de cambio", señaló. Después de 10 días de silencio, Sánchez decidió ayer por la mañana a ofrecer a Podemos restablecer las negociaciones para buscar un acuerdo "cuanto antes". Horas después, Iglesias tomó la iniciativa de dirigirse por mensaje a Pedro Sánchez para instarle a reanudar el diálogo. Este le contestó, y ambos quedaron en hablar a lo largo del día. Han conversado finalmente hoy. Tras ese intercambio de mensajes ha sido Sánchez quien ha realizado la llamada.

El diálogo entre ambas fuerzas afronta un obstáculo que ninguno de los dos dirigentes llegó a despejar. Iglesias mantiene el veto a negociar con Rivera la formación de un Gobierno y rechaza de forma inequívoca el contenido del acuerdo suscrito por el PSOE y Ciudadanos. Por su parte, Sánchez no solo ha mantenido este pacto, sino que declina que su equipo negociador comience conversaciones bilaterales, es decir, al margen de Ciudadanos. Desde las elecciones del 20 de diciembre, los dos solo han mantenido una reunión privada en el Congreso de los Diputados. Aun así, según la conversación de hoy, ambos se avendrían a hablar cara a cara.

Mientras tanto, el PSOE mantiene abiertas todas las vías posibles de diálogo con las fuerzas de la izquierda, lo que puede convertirse en un mecanismo de presión a Iglesias. La relación entre los socialistas y Podemos se interrumpió tras apenas dos reuniones previas a la sesión de investidura. Pero ayer hubo un giro en la actitud de ambos. Los planteamientos, al menos por el momento, no han cambiado. "Por mucho que se insista la izquierda no suma", señala el líder del PSOE, "Tras el fracaso de la investidura ha quedado demostrado que el pacto PSOE-Ciudadanos solo es viable si se suma el PP", sostiene el de Podemos, que, en cualquier caso, sí quiere hablar con Sánchez para tratar de despejar el panorama.

Más información