Rajoy y los portavoces del PP discrepan sobre las explicaciones de Barberá

El presidente se declara "tranquilo". Casado y Maroto se expresan contra la declaración de la senadora

Mariano Rajoy en el acto de entrega de los II Premios Efe Cultura. EFE / ATLAS

La situación en el PP con respecto a la posición de la senadora y exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, comienza a dar signos de una evidente y gran división dentro de la dirección nacional del partido. El presidente de la formación, Mariano Rajoy, y la secretaria general, Dolores de Cospedal, hacen lo posible por defenderla y mostrar su lado más amable. Todos los nuevos vicesecretarios nacionales del PP, nombrados por Rajoy hace menos de un año, la atacan duramente, se sienten ajenos a ella y sus exposiciones, y no se recatan en enseñar ya en público sus discrepancias. Rajoy ha dicho este martes que las explicaciones que ha dado Rita Barbera en una rueda de prensa en Valencia le han dejado "tranquilo".

El presidente del PP y del Gobierno en funciones ha valorado así, en público, la decisión de la exalcaldesa y senadora de comparecer ante el instructor del caso Taula: "Creo que es un paso adelante muy importante que Rita Barberá vaya y atienda la petición que le ha hecho el juez. A mí eso me deja tranquilo. Son los tribunales los que tienen que decidir". Luego ha añadido: "Lo que me parece más importante, y yo estoy completamente de acuerdo con lo que ha dicho [Barberá], es que se va a poner a disposición del juez y, como siempre hemos dicho, nosotros siempre estaremos a lo que digan los tribunales". El líder del PP se ha expresado de esta manera en la inauguración del Museo de la Agencia Efe.

En el mismo acto estaban otros miembros del Gobierno en funciones y de la dirección nacional del PP que han cuestionado duramente toda la intervención de Barberá, hasta llegar a considerar algunos que había sido "la exposición más bochornosa" que habían escuchado en muchos años.

El primero que se ha vuelto a desmarcar de la tesis amable de Rajoy ha sido Javier Maroto, vicesecretario de Acción Sectorial del PP, que ha tachado de "insuficientes" los argumentos utilizados por Barberá en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del partido en Valencia antes de acudir esta misma tarde como senadora al primer pleno de la Cámara alta de esta XI legislatura. Maroto ha criticado las declaraciones de la exalcaldesa nada más entrar en el mismo evento en el nuevo edificio de la agencia Efe: "A mí no me han gustado nada. Me parecen insuficientes y creo, además, que no han solucionado nada. No puedo ser más claro".

La postura de Maroto es la de otros miembros del PP; otros vicesecretarios nacionales del partido han ratificado el mismo mensaje en privado. "Bastante es que vaya a declarar y ya ha costado", comentan fuentes del Gobierno en funciones. Pablo Casado, que es vicesecretario de Comunicación y portavoz oficial del PP, ha aprovechado un encuentro con los periodistas también en ese acto para refrendar todas las críticas de Maroto, hacerlas suyas. Ambos han destacado que no se sienten portavoces de la aún senadora popular por Valencia. "Algunos nos hemos quedado con ganas de más, no son suficientes", ha ratificado Casado.

En el PP explican esta esquizofrenia entre lo que dicen Rajoy y Cospedal en público, que el lunes por la noche defendió a la exalcaldesa y cuestionó duramente el auto judicial, como un reparto de papeles no tanto estratégico como personal y sentimental en el sentido de que Barberá y el líder popular han compartido tareas, campañas, victorias y derrotas electorales durante décadas y siente que tiene una deuda moral e histórica con la dirigente valenciana. Pero los vicesecretarios revelan que se sienten respaldados por Rajoy en sus duras críticas a Barberá, en su decisión firme de no ser condescendientes con la corrupción en ningún caso y aseguran que en muchas ocasiones cuando se expresan de esa manera acuden antes al presidente del PP a informarle y avisarle sin que les reconvine ni les frene en sus intervenciones.

La exalcaldesa de Valencia ha destacado en una rueda de prensa que no tiene la intención de dimitir como senadora y que no hay nada nuevo en las escuchas que se conocieron este lunes sobre su presunta implicación en el blanqueo de dinero del PP regional. "No he tenido conocimiento de una caja b en el partido y no he dado dinero negro a nadie porque ningún dinero negro proviene de mí", ha dicho la exalcaldesa, que también ha subrayado que colaborará con la justicia en todo lo que le pida.

El juez Víctor Gómez señaló en un auto que, según la Fiscalía Anticorrupción, "existen indicios suficientes de la participación" de Rita Barberá en los hechos. El magistrado imputa, además, al Partido Popular como persona jurídica por el mismo delito en el caso Taula.

Más información