Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La ley de educación deja en un limbo a los que repiten bachillerato

Los directores de instituto piden una prórroga y el ministerio promete "arreglar los desajustes"

Prueba de selectividad en la Universidad Complutense de Madrid, en junio pasado.

Los alumnos que repitan este año 2º de Bachillerato se quedan a caballo entre dos leyes. Han sido la última remesa de estudiantes de la Ley Orgánica de Educación (LOE), pero —a partir de septiembre— en sus aulas se aplicará la Lomce, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Tendrán asignaturas obligatorias nuevas, perderán otras y deberán hacer al final de la etapa un examen obligatorio, la reválida de Bachillerato, que necesitan aprobar para obtener el título y cuyos contenidos también son los que contempla la Lomce. 

"La reforma educativa obliga a estudiar Matemáticas en todos los Bachilleratos de Ciencias, algo que ahora no ocurre y los que repitan tendrán que cursar materias que no habían elegido", ejemplifica Alberto Arriazu, presidente de Fedadi, la federación de asociaciones de directores de instituto. "Nadie ha pensado en los alumnos", denuncia este director de un centro navarro. El Ministerio de Educación responde que está ultimando una orden para solventar estos "desajustes" a partir de septiembre.

El último año de Bachillerato es el que concentra más suspensos junto con el primer curso de secundaria. El 15,9% de sus alumnos repite, según los últimos datos del informe del Consejo Escolar del Estado, correspondientes al curso 2013-2014. La federación de institutos Fedadi reclama una "prórroga de un año para que los estudiantes que no pasen no se queden descolgados y puedan terminar con el plan actual", añade Arriazu. Además, solicitan al Gobierno y a las comunidades autónomas que definan cómo será la prueba que sustituye a Selectividad a partir de 2017, la reválida de Bachillerato, cuyo contenido quedó en suspenso este verano.

Un portavoz oficial asegura que el Ministerio de Educación está ultimando una orden en la que contempla que el alumno que suspenda 2º pueda elegir entre repetir el curso completo y matricularse únicamente de las materias que no haya aprobado. Y que "excepcionalmente y con arreglo a lo dispuesto por las Administraciones educativas" el próximo curso "podrá ser evaluado de las materias no superadas conforme al currículo que hubiera cursado". Es decir, se hará un examen específico para ellos durante la prórroga prevista de un único curso.

¿Y qué pasa con la reválida de Bachillerato? La Lomce fija esta prueba a partir de junio de 2017. En la conferencia sectorial celebrada el pasado julio, en la que las comunidades y el Gobierno debían fijar los contenidos de este examen, el PP decidió aplazar la decisión ante la pérdida de peso político en los ejecutivos autonómicos. Después llegaron las elecciones generales y un panorama político que mantiene a mediados de marzo un Gobierno en funciones y un parlamento con mayoría de votos en contra de la Lomce.

El ministerio prevé convocar una reunión "en los próximos días" con representantes de las comunidades para fijar los contenidos de ese examen que sustituye a la Selectividad, según el citado portavoz.