Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La DGT prevé colocar 270 cámaras para vigilar el uso del cinturón

Tráfico instalará el 60% de estos nuevos dispositivos en las carreteras secundarias

Un conductor 'cazado' sin cinturón de seguridad. DGT

El nuevo plan de radares elaborado por la DGT ya se ha fijado el primer objetivo: instalar en solo un año 270 cámaras para vigilar el uso del cinturón de seguridad. Tráfico ha colocado, en modo de pruebas, los tres primeros dispositivos de estas características en las autovías A-1, A-2 y A-3, a su paso por la Comunidad de Madrid. Pero la idea es ampliar esta despliegue hasta casi las 300 cámaras antes de que finalice 2016, según ha explicado este lunes el departamento encabezado por María Seguí, que ha detallado que el 60% se ubicarán en carreteras convencionales —donde se registra más del 80% de los fallecidos en accidente— y el 40% restante en vías de alta ocupación (autovías y autopistas).

"A través de varias pruebas realizadas con las cámaras se ha detectado que el 2% de los conductores controlados iba sin cinturón", ha adelantado la DGT, que diseñó a finales de 2015 un nuevo plan que implicaba la colocación, por primera vez, de cinemómetros de tramo en las vías secundarias y, paralelamente, la instalación de cámaras especiales para vigilar a los automovilistas que usaran el teléfono móvil y a quienes viajan sin el cinturón. Ahora, con el anuncio de este lunes, Tráfico da un nuevo paso en esa dirección.

Cerca de 200 personas mueren cada año por no llevar puesto el cinturón, según las cifras de la DGT. "En 2014 [último ejercicio con cifras consolidadas], 194 de los 822 fallecidos que iban en turismo y furgoneta no hacían uso de dicho dispositivo. Eso supone el 24% del total", subraya Tráfico, que insiste en que el uso de este sistema de seguridad "reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente". Además, los datos de este organismo revelan que el 10% de los ocupantes de los asientos delanteros no se abrochan el cinturón; un porcentaje que se eleva hasta el 20% en el caso de las posiciones traseras del vehículo.

En las vías urbanas el uso del cinturón de seguridad es menor que en las interurbanas. "Su utilización varía en función del tamaño del municipio. En las ciudades con más de medio millón de habitantes, el 90% de los ocupantes usa el cinturón. En las medianas, de al menos 100.000 habitantes, su uso ronda el 84%. Y en los municipios con menos de 60.000 vecinos se sitúa entre el 70 y 80%", detalla la DGT, que también reporta que, fuera de las localidades, el 96% de los viajeros se pone el cinturón en las autovías y autopistas, frente al 93% que lo hace en las carreteras secundarias.

Un 20% de los ocupantes de los asientos traseros va sin cinturón, dice Tráfico

Tráfico incide en este nuevo plan de radares y cámaras de vigilancia después de que la reducción del número de fallecidos en accidente se estancara hace ya casi dos años. Además, el organismo encabezado por Seguí preveía aprobar durante la pasada legislatura un nuevo reglamento de circulación que permitía reducir la velocidad en las carreteras convencionales a 90 kilómetros por hora, además de elevarla hasta 130 en algunos tramos de vías rápidas. Pero este proyecto continúa en un cajón del Ministerio del Interior, que ha optado por desactivarlo. "Diversas circunstancias, en las que no voy a entrar, nos han impedido aprobarlo", ha asegura Jorge Fernández Díaz en distintas ocasiones.

Más información