Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un juzgado investiga unos mensajes sexuales de un maestro a un alumno

Una conversación de WhatsApp de contenido inapropiado hizo que la madre lo denunciara

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Infiesto (Asturias) investiga el supuesto envío de unos mensajes de contenido sexual por parte de un maestro a un alumno de diez años en la localidad asturiana de Cededa, de unos 500 habitantes. El docente ha declarado en sede judicial y ha quedado en libertad con cargos y una orden de alejamiento de 100 metros del niño, según el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

La magistrada abrió la investigación a raíz de una denuncia contra el docente presentada por la madre del escolar. Las investigaciones se centran en el hallazgo de unas conversaciones del programa de mensajes WhatsApp de contenido inapropiado para los interlocutores, un niño de corta edad y su profesor. Hasta el momento, no hay constancia de contactos físicos entre el maestro y el niño, según confirman fuentes judiciales.

El director del colegio rural en el que daba clases el profesor se ha trasladado este lunes hasta la Consejería de Educación para informar sobre el caso. El Principado de Asturias ha abierto un expediente disciplinario y ha suspendido de forma cautelar al investigado. "Ha sido una sorpresa para todos", ha afirmado el consejero de Educación Genaro Alonso, que ha dejado claro que si el maestro trata de acercarse al colegio, hay orden de llamar a la Guardia Civil.

El profesor fue citado este jueves para declarar ante la Guardia Civil, pero se negó a responder a las preguntas de los agentes. Sí acudió a prestar testimonio ante la juez instructora, que lo ha dejado libre con cargos y la prohibición de acercarse al niño y de establecer cualquier tipo de comunicación. Hasta el momento, la juez no ha declarado secretas las diligencias.

Durante la instrucción, el juzgado ha conocido el contenido de las conversaciones que desde septiembre de 2015 supuestamente mantenían el profesor y el menor a través de la red social Skype, según informa Efe. Esas charlas se producían "en muchas ocasiones en horarios intempestivos para el alumno" y en muchos casos tenían un "claro contenido sexual".

Durante la instrucción, la Fiscalía planteó que se prohibiese al investigado el desempeño de cualquier profesión docente y que acudiese a centros escolares.

Más información