Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La mayoría de los votantes quiere un Gobierno Sánchez-Rivera

El 48% cree que el PP debería haberse abstenido y dejado que el pacto PSOE-Ciudadanos saliera adelante

Pedro Sánchez en una rueda de prensa, el pasado lunes.

Son más de la mitad los ciudadanos los que no están de acuerdo con las descalificaciones lanzadas por el PP y Podemos contra el intento de Sánchez y Rivera de formar Gobierno, una “pantomima” según Rajoy y un intento enmascarado de construir la gran coalición, según Iglesias. Un 53% de los electores prefiere la opción de una alianza Sánchez-Rivera, que salga con el apoyo o la abstención de otros partidos. De salir adelante un pacto entre PP, Ciudadanos y PSOE, son más lo que prefieren que lo presida Rivera antes que Rajoy.

Los electores han premiado el esfuerzo de Sánchez y Rivera de sentarse a negociar e intentar impulsar un pacto de gobierno en el que ambos han cedido, pero sobre todo, capaz de atraer en su formulación a otras fuerzas. Por eso un 48% de los consultados en la encuesta de Metroscopia cree que lo mejor que debería haber hecho el PP es abstenerse y dejar que el pacto PSOE-Ciudadanos saliera adelante. Una cifra similar se registra respecto a Podemos: un 43% de los electores considera que la formación de Iglesias debería haber permitido, al menos con su abstención, que un nuevo Gobierno encabezado por un candidato socialista hubiera sido posible.

La gran coalición (PP-PSOE-Ciudadanos) o la coalición de las izquierdas (PSOE-Podemos-IU más la abstención de partidos minoritarios) tienen el mismo respaldo: un 39% de los ciudadanos consideran que cualquiera de esas dos alternativas hubiera sido una buena salida al bloqueo político.

Pero con un matiz muy significativo. En el caso de una gran coalición, que aglutinara en su seno a conservadores y progresistas con Ciudadanos en el fiel de la balanza, son ligeramente más los que preferirían que el hombre situado en La Moncloa fuera Albert Rivera. En el caso de que se mantuviera a Mariano Rajoy como candidato a presidir el Gobierno, la cifra de apoyo se reduce al 36%.

Serenidad y enfado

Los votantes del PSOE y de Ciudadanos están satisfechos con los esfuerzos de ambos partidos por impulsar una coalición transversal. El saldo evaluativo (diferencia entre aprobación y rechazo) entre la base electoral socialista alcanza los 66 puntos positivos. Algo inferior, aunque también mayoría, es el saldo entre los que apoyan a Ciudadanos, con 52 puntos positivos.

Sánchez ha acertado al optar por Rivera, porque son muchos más los votantes socialistas que rechazan una coalición con Podemos que los que prefieren esta alternativa de izquierdas.

Casi tres meses después de haber votado, sin un Gobierno a la vista, los ciudadanos muestran una mezcla de serenidad y enfado ante el actual bloqueo político. Si bien son muchos más (un 67%) los que aprueban la pluralidad de partidos que conviven hoy en el Congreso, una inmensa mayoría (el 83%) se muestra irritada con las dificultades actuales para formar un Ejecutivo. Creen que es debido a que los líderes políticos anteponen sus intereses personales a lo que pueda ser más beneficioso para España.

Más información