Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Tres detenidos en Toledo por traficar y maltratar a perros de caza

Los arrestados recibían los canes robados para venderlos posteriormente tras arrancarles el chip y practicarles "mutilaciones estéticas"

Instalaciones donde los detenidos escondían a los perros robados.

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Toledo a tres personas por supuestamente traficar con perros de caza robados, a los que se les arrancaba el chip identificador –cuando lo tenían- y se les practicaban “mutilaciones estéticas” para hacer más fácil su venta.

Las investigaciones comenzaron cuando el Seprona recibió varias denuncias por el supuesto robo de perros de caza, por lo que este cuerpo especializado decidió intensificar el control sobre este tipo de animales. Los agentes pudieron detectar cuatro instalaciones sospechosas en Fuensalida, Quismondo y Huecas que podrían estar albergando animales robados.

En las inspecciones, la Guardia Civil comprobó que la mayoría de los perros hallados en el interior de las instalaciones carecían de microchip y que otros presentaban cicatriz en la parte izquierda del cuello, lugar donde habitualmente se implantan estos dispositivos identificativos. Asimismo, alguno de los animales presentaba mutilaciones estéticas realizadas de forma rudimentaria.

Como resultado de este operativo la Guardia Civil procedió a la detención de R.R.C., J.J.P.R. y M.R.L, tres hombres de entre 37 y los 53 años, y a la incautación de 26 perros de diferentes razas, la mayoría podencos y mestizos de éstos, así como de raza Galgo, Ratonero-Bodeguero Andaluz, Braco, Pachón y Jack Rusell Terrier.

Asimismo los agentes comprobaron que de estos animales intervenidos ocho procedían de robos cometidos en distintos municipios. Igualmente, se ha podido comprobar que los detenidos receptaban los animales robados para venderlos posteriormente o cruzarlos para obtener camadas de perros y conseguir incrementar sus ventas.

En dos de las instalaciones inspeccionadas los perros que se hallaron en el interior se encontraban en pésimas condiciones higiénicas sanitarias y presentaban diversas enfermedades en la piel como leishmaniasis, alguno en estado muy avanzado. Asimismo, los agentes continúan realizando gestiones para averiguar la procedencia del resto de los animales intervenidos.

A lo largo del 2015, la Guardia Civil constató 476 casos de infracciones penales en el territorio nacional, relacionadas con el maltrato animal o abandono de animales que motivaron la detención e imputación de 308 personas.

Más información