Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PSOE y Ciudadanos discrepan sobre el liderazgo de Sánchez

En la formación emergente no consideran al socialista su candidato

Los equipos del PSOE y Ciudadanos con asociaciones de consumidores. (EFE)

El PSOE y Ciudadanos mantienen una discrepancia clave sobre quién lidera el acuerdo de Gobierno firmado por los dos partidos. Como adelantó EL PAÍS, los socialistas argumentan que el pacto recoge que Pedro Sánchez es la opción de las dos formaciones para ocupar La Moncloa, mientras que los representantes de la formación de Albert Rivera sostienen que el acuerdo no les liga con el secretario general socialista porque este ya no tiene el encargo de Felipe VI para intentar formar Gobierno. Esas diferencias han vuelto a escenificarse este viernes tras una reunión de los dos equipos económicos con asociaciones de consumidores.

"Todo el mundo asume que el PSOE es imprescindible para cualquier solución que se quiera encontrar en el marco de la actual legislatura y el PSOE tiene un candidato que se llama Pedro Sánchez", ha subrayado Jordi Sevilla, exministro socialista y autor del programa económico de este partido.

"Lo importante son los acuerdos", ha discrepado Toni Roldán, miembro del equipo negociador de Ciudadanos y estrecho colaborador de Luis Garicano, el autor del programa económico de la formación emergente. "Luego pensaremos si se llama de una manera u otra el que va a ocupar el liderazgo de esos acuerdos".

Ciudadanos afirma que la prioridad debe de ser lograr un acuerdo para formar Gobierno y luego abordar quién es el candidato que lo presida, mientras que el PSOE insiste en que el pacto firmado con la formación va ligado a que el líder socialista sea el aspirante

En el fondo de esta discrepancia clave está otra diferencia de base. El acuerdo firmado por el PSOE y Ciudadanos solo sumó 131 votos en la segunda votación de investidura de Sánchez, lo que le dejó muy lejos de los 176 de la mayoría absoluta. Mientras que el PSOE aspira a que Podemos complete la ecuación y permita con su abstención la presidencia de Sánchez, Ciudadanos mira al polo opuesto y espera que sea el PP quien se incorpore al acuerdo.

Los dos partidos han formado un consejo conjunto para coordinar su discurso y sus negociaciones con otras fuerzas, que quieren que sean conjuntas. Sin embargo, el proyecto común pende de un hilo: mientras que en el PSOE se oponen a la participación del PP, Ciudadanos la desea e incluso ha llegado a especificar que no le da ninguna importancia a cuál de los dos partidos mayoritarios lidera un hipotético acuerdo a tres... mientras que el candidato no sea Mariano Rajoy.