El Constitucional avala el decreto de urgencia del trilingüismo en Balaeres

El tribunal da el visto bueno al decreto del PP para implantar el tratamiento de las lenguas

Imagen de archivo de una manifestación en Palma contra el decreto del trilinguismo. (EFE)

El Tribunal Constitucional ha avalado el decreto del anterior Gobierno balear del PP que implantó de urgencia la llamada enseñanza trilingüe en la educación no universitaria, después de que el Tribunal Superior de Justicia de las islas anulara su calendario de aplicación siete días antes de empezar el curso 2013-2014. El alto tribunal, por unanimidad, desestima el recurso interpuesto por el Grupo Parlamentario Socialista en el Senado contra el decreto y considera que el Ejecutivo del popular José Ramón Bauzá razonó la "extraordinaria y urgente necesidad" que justificaba la legislación de urgencia.

El Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) restó en 2013 peso académico al catalán, que durante tres décadas había sido lengua vehicular mayoritaria en la escuela. En septiembre de 2013 se impuso un esquema que impone que catalán, castellano e inglés sean objeto de enseñanza y aprendizaje en sí mismas.

Es "racionalmente aceptable", sostiene el Constitucional, que la suspensión del calendario de aplicación del proyecto educativo lingüístico "siete días antes de la incorporación de los alumnos a las aulas requería una acción normativa inmediata". En esas fechas, "los centros escolares ya habían aprobado sus respectivos proyectos de tratamiento integrado de lenguas y ya se había hecho la correspondiente planificación en todos los ámbitos: asignación de profesorado, programación escolar, horarios y adquisición de los libros de texto por las familias".

La normativa del trilingüismo (inglés, castellano, catalán), aprobada y desarrollada por el anterior Ejecutivo de Bauza sin negociar previamente con los profesores y padres; y la llamada ley de símbolos, que el PP desplegó para intentar prohibir las protestas en escuelas y ayuntamientos, han quedado enterradas por el actual Gobierno de la socialista Francina Armengol. El Ejecutivo autonómico, además, ha desistido del recurso presentado por Bauzá ante el Tribunal Supremo después de que el Tribunal Superior balear anulara el calendario del decreto de Tratamiento Integral de Lenguas.

El Constitucional afirma que tras la decisión del tribunal balear se daba "la paradoja de que los centros escolares contaban con proyectos docentes aprobados conforme a un decreto vigente, válido y eficaz (...) pero carecían de un calendario de implantación". No obstante, el alto tribunal anula varios puntos del decreto que no necesitaban de una legislación de urgencia.