Los independentistas se hunden en Euskadi del 30% al 19% en dos años

El 38% se manifiesta en contra de la independencia, el dato más alto desde 1998

El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo.

La causa de la independencia sigue cuesta abajo. El porcentaje de ciudadanos vascos que se muestra a favor de la independencia de Euskadi ha caído 11 puntos en los dos últimos años, según el último Sociómetro Vasco 60, que difunde el Ejecutivo autonómico. En 2014, el 30% de la población apostaba por esa vía. Hoy, el 19% de los encuestados defiende la independencia. Además, el 38% de los ciudadanos de Euskadi se manifiesta contrario a la independencia, lo que supone "la actitud más contraria" recogida desde 1998, cuando se empezó a medir este indicador.

El sondeo, que se llevó a cabo entre el 25 de enero y el 2 de febrero con 2.310 encuestas domiciliarias, incluye la evolución de la opinión pública vasca sobre diversos temas en los últimos 20 años. En 1998 el 24% de los vascos se oponía a la separación de España. Ahora, después de dos años en los que el proceso soberanista catalán ha estado en primera línea del debate público y el PNV ha consolidado una vía de pacto con el Estado, el 30% de los encuestados afirma que estaría o no de acuerdo con la independencia, dependiendo de las circunstancias, y el 12% no contesta.

Asimismo, el 62% de los encuestados asegura estar muy o bastante satisfecho con la democracia en Euskadi, mientras que esta cifra solo llega al 29% cuando se pregunta sobre la democracia en España y al 31% sobre la de Europa. En cuanto a la valoración de los líderes políticos, el lehendakari, Iñigo Urkullu, vuelve a ser el único dirigente vasco que aprueba (5,3 sobre 10 puntos); seguido del presidente del PNV, Andoni Ortuzar (4,7); del dirigente de Sortu, Hasier Arraiz (4,4); de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia (3,9): del líder del PP vasco, Alfonso Alonso (2,3); y, por último, del portavoz de UPyD, Gorka Maneiro (2).

Los problemas relacionados con el mercado laboral son los más destacados por la ciudadanía vasca. En 1996, el porcentaje de personas que los subrayaban era muy similar al actual (80% en 1996 y 83% actualmente). No obstante, en estos 20 años ha cambiado el tipo de preocupaciones sociales. En 1996 eran más las personas que aludían a la violencia y el terrorismo como los principales problemas de Euskadi (62% frente al 1% actual). También destacaban entre los problemas las drogas (17% frente a menos del 1%), la delincuencia y la inseguridad ciudadana (22% frente al 2%). Por el contrario, hace 20 años la población mencionaba algo menos que ahora los problemas económicos (7% frente al 15%), la vivienda y los desahucios (4% frente a 11%) o la corrupción y el fraude (1% frente a 7%).

En estos 20 años también se ha experimentado un cambio en las formas de familia: han disminuido las personas que conviven con su pareja e hijos (del 48% al 34%) y quienes viven con sus padres (del 24% al 17%), y han aumentado las que viven solas con su pareja (12% al 25 %) o solos (7% al 10%). En relación con la religión, las personas que se declaran católicas practicantes han disminuido de un 38% a un 18% y las no practicantes de un 44% a un 37%. Ha aumentado el porcentaje de ateos (de un 8% a un 24%) y de agnósticos (de un 7% a un 10%).

También es notable el cambio en la percepción sobre las personas extranjeras que viven en Euskadi. Entre 1996 y 2006 creció la percepción de que había demasiadas (de 12% a 36%). Desde 2006 prácticamente no han variado esos porcentajes; en los últimos 8 años ha aumentado la percepción de que no hay muchas personas extranjeras (del 9% al 19%).