El Gobierno aplaza un viaje del Rey a Asia por la inestabilidad política

Felipe VI ya ha cancelado otros dos visitas internacionales desde las elecciones del 20-D

Los Reyes, durante el homenaje a las víctimas del terrorismo de este jueves en Madrid, con motivo del 12º aniversario del 11-M. WireImage

La situación de estancamiento político no afecta solo al Gobierno y las Cortes sino también a la Jefatura del Estado. La Casa del Rey y el Ejecutivo en funciones han decidido aplazar el viaje que los Reyes tenían que realizar dentro de un mes a Japón y Corea del Sur por la provisionalidad política y el proceso abierto para salvar la undécima legislatura. Con estos, ya son cuatro los viajes de Estado al extranjero aplazados desde las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Las visitas del jefe Estado a Japón y Corea del Sur no estaban convocadas ni anunciadas oficialmente, pero sí previstas en la agenda de la Casa del Rey. Y en el caso de Japón, los preparativos estaban ya muy avanzados, puesto que el viaje debía llevarse a cabo a mediados de abril.

Finalmente, el Gobierno en funciones y la Casa del Rey han acordado posponer ambos viajes por la situación interinidad política que vive España y, también, ante la intranquilidad de los Estados anfitriones, ya que estos eventos requieren de un largo período de organización y hasta este jueves no les fue comunicada la suspensión.

Según fuentes de la Casa del Rey, la decisión se ha acordado “de forma conjunta” con el Gobierno. “En estos momentos no era lo más adecuado”, justifican, dado que el jefe del Estado tendría que estar fuera de España una semana en cada desplazamiento y “sería poco oportuno”. El Gobierno en funciones y la Casa del Rey comunicaron este jueves la decisión tanto al emperador Akihito como a la presidenta Park Geun-hye a través de una llamada telefónica.

La fragmentación parlamentaria derivada de las elecciones del pasado 20 de diciembre, y las dificultades aritméticas que están planteando los posibles pactos superar la investidura, han abierto un proceso institucional inédito. La situación ha alargado la vida del Gobierno en funciones y, como establece el artículo 99 de la Constitución, requiere de la presencia del jefe del Estado para su trámite. Esta situación, según las mismas fuentes, obliga a la Casa del Rey a no hacer planes a largo plazo ni salidas largas.

Tras la suspensión de las visitas a Arabia Saudí y el Reino Unido, anunciadas oficialmente, son ya cuatro los viajes suspendidos por la Casa del Rey. En el caso de Reino Unido, la posibilidad de retomar en breve el viaje es remota. Buckingham solo organiza dos visitas de Estado al año. Las mismas circunstancias concurren en Japón, donde ya se ha tenido lugar uno de estos eventos y ahora mismo habría dificultades para encajar una fecha para los Reyes en 2016.

Desde la celebración de las elecciones generales el 20 de diciembre, el único viaje del jefe del Estado al extranjero ha sido la visita del pasado miércoles a Lisboa para asistir a la toma de posesión del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

La Casa del Rey ha justificado este desplazamiento en su brevedad: “El Rey solo estuvo seis horas fuera de España”. El jefe del Estado viajará la próxima semana a Puerto Rico con motivo de la celebración del Congreso Internacional de la Lengua Española, que transcurrirá entre el 15 y el 18 de marzo. Sin embargo, solo asistirá a la inauguración, lo que, según las mismas fuentes, supondrá poco más de 30 horas de ausencia de España.

Más información