Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La fiscalía acusa a la defensa de Torres de coaccionar al testigo clave de Nóos

Los letrados de Urdangarin y su socio advierten que el asesor Miguel Tejeiro puede incurrir en delito si vulnera el secreto profesional con sus clientes

Diego Torres junto a su esposa Ana Maria Tejeiro, el pasado febrero. VÍDEO: ATLAS / FOTO: EFE

El fiscal Pedro Horrach ha acusado este viernes a las defensas de Diego Torres e Iñaki Urdangarin de coaccionar al asesor fiscal Miguel Tejeiro por advertirle que incurrirá en delito si traiciona el secreto profesional con sus antiguos clientes.

Horrach ha asegurado que la estrategia del abogado Manuel González Peeters, que representa a Torres, pretende tener "totalmente coaccionado a Miguel Tejeiro en base a un puro fraude procesal". "El secreto profesional no puede primar nunca sobre la inocencia o culpabilidad de las personas que están en el banquillo", ha recalcado el fiscal.

La declaración de Miguel Tejeiro, que tenía que haber empezado este viernes las 9.15 horas, se ha aplazado hasta el martes tras las protestas formuladas por las defensas y las acusaciones respecto a la situación como testigo del asesor fiscal. El tribunal ya paralizó el jueves durante más de una hora el testimonio de Tejeiro para atender la protesta de la defensa de Torres. Entonces las magistradas decidieron que el asesor fiscal podía declarar sobre cuestiones patrimoniales de sus exclientes Iñaki Urdangarin y Diego Torres, pero no sobre aquellas que afectasen directamente a su honor, intimidad o a la confidencialidad. Miguel Tejeiro pidió aclaraciones pero el tribunal señaló que, con su formación, era el testigo quien debía decidir a qué preguntas respondía o no.

Este viernes el conflicto se ha vuelto a reproducir nada más iniciarse la sesión porque el propio testigo ha solicitado que le aclarasen los límites del secreto profesional o, en caso contrario, se plantearía no declarar.

El fiscal, apoyado por el resto de acusaciones, ha cuestionado la estrategia de las defensas para intimidar al testigo. El abogado de Torres, Manuel González Peeters, ha insistido en que en su protesta "no ha habido mala fe procesal" y ha señalado que si durante el juicio se ha producido alguna actuación "torticera" ha sido la retirada de la acusación de Manos Limpias —que pedía 11 años de cárcel— a Miguel Tejeiro para que pudiera pasar a declarar como testigo.

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual, se ha sumado a las tesis de González Peeters y ha recalcado que el asesoramiento de Miguel Tejeiro tuvo carácter jurídico. La defensa de la Infanta se ha sumado "de forma genérica" a las tesis de los abogados de Torres y Urdangarin tras recalcar que la cuestión no les afecta porque Cristina de Borbón nunca fue clienta de Miguel Tejeiro y solo coincidieron en tres ocasiones.

Por su parte, la letrada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, se ha sumado a las tesis de la fiscalía y ha asegurado que no hay ningún impedimento para que Miguel Tejeiro pueda declarar libremente sobre todas las cuestiones que se le planteen. "Tiene que venir a contar absolutamente todo lo que sabe", ha recalcado la abogada, que ha calificado de "torticera y temeraria" la maniobra de la defensa de Torres y ha solicitado al tribunal que ampare al testigo.

El tribunal, minutos antes de las 14 horas, ha reanudado la sesión durante unos minutos para ratificarse en su criterio. En su declaración, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, se ha dirigido a Miguel Tejeiro y ha afirmado: "No está dispensado de prestar declaración respecto de aquellas cuestiones de contenido patrimonial y por lo tanto no existe deber de confidencialidad". La jueza ha avalado su decisión, ahora matizada, con una sentencia del Tribunal Europeo de julio 2007 y a las normativas de blanqueo de capitales en vigor en la época de los hechos que se juzgan y en la actualidad.

Rato no declara

Por otra parte, ante los retrasos acumulados las magistradas han decidido suspender las declaraciones del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato y el exjefe de la Casa Real Alberto Aza y otros cinco testigos citados para este viernes. El único testimonio que se ha mantenido hoy es el de una exempleada de Nóos que interviene a las 16 horas por vídeoconferencia desde Estados Unidos.

Rodrigo Rato no tiene nueva fecha fijada para que declare como testigo, mientras que Alberto Aza declarará, inicialmente, el próximo miércoles.

Más información