Rajoy irá a la UE con la inmensa mayoría del Congreso en contra

Sólo el PP respalda el acuerdo con Turquía sobre los refugiados y el resto de partidos lo considera ilegal e inmoral

Rajoy a su llegada al Consejo del pasado 7 de marzo en Bruselas. A. JOCARD AFP

Mariano Rajoy defenderá el 17 de marzo en el Consejo Europeo una posición que la inmensa mayoría del Congreso de los Diputados rechaza radicalmente. Salvo el PP, todos los grupos parlamentarios, 227 de 350 diputados, consideran ilegal el acuerdo de la UE con Turquía para la expulsión masiva de refugiados que el presidente del Gobierno en funciones firmó el lunes. Rajoy se niega a comparecer en el Congreso para dar cuenta de ese acuerdo y para pactar una posición común sobre los refugiados. Mandará a un secretario de Estado porque sostiene que el Gobierno en funciones no está sometido al control del Parlamento. Los partidos buscan fórmulas para forzar esa comparecencia antes del Consejo Europeo.

Por primera vez, la inmensa mayoría del Congreso de los Diputados rechaza un acuerdo suscrito por el Gobierno español en la Unión Europea y por primera vez un presidente irá a un Consejo Europeo sin respaldo de la Cámara. Solo el PP apoya el acuerdo de la UE con Turquía que permite la expulsión masiva de refugiados, en contra de los tratados internacionales y de la opinión de la ONU. Y todos los demás partidos consideran ilegal el acuerdo que rubricó Mariano Rajoy en la última cumbre y que el presidente en funciones se niega a explicar ante el Congreso de los Diputados.

La insólita situación institucional que se vive estos meses tras las elecciones generales se concreta también en la ruptura del consenso sobre la política europea. La mayoría de la Cámara siempre ha respaldado a los Gobiernos aunque hubiera grupos en contra de decisiones concretas.

El rechazo al acuerdo sobre los refugiados de todos los partidos salvo el PP eleva a 227 de un total de 350 el número de diputados enfrentados a la posición de quien representará a España en la cumbre. Por ejemplo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera “inmoral” e incluso posiblemente “ilegal” el acuerdo de la Unión Europea con Turquía sobre los refugiados, al que considera un “acuerdo de la vergüenza”, y pide por ello que sea modificado antes de la reunión del Consejo Europeo en el que debe ser ratificado, la próxima semana. “Tenemos una semana para cambiar este acuerdo. El Consejo Europeo del 17 y 18 de marzo no puede aprobar este pacto de la vergüenza”, concluyó el líder socialista.

Compromisos de la UE con Turquía

La cumbre europea del pasado día 7 asumió los siguientes compromisos:

- Devolver a Turquía a todos los nuevos inmigrantes irregulares (incluidos refugiados) que pasen a Grecia desde ese país. La UE pagará los costes.

- Reasentar en Europa, por cada sirio readmitido por Turquía, a otro procedente de los campos de refugiados que hay en territorio turco.

- Adelantar a junio de 2016 la exención de visados para los ciudadanos turcos en la UE.

- Agilizar el desembolso de los 3.000 millones prometidos a Turquía para atender a los refugiados sirios y decidir sobre la petición turca de 3.000 millones más.

- Acelerar la apertura de nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea.

No habrá opciones porque antes de ese Consejo Europeo no comparecerá Rajoy en pleno, ni podrán votarse iniciativas como la proposición no de ley presentada por el PSOE que supone una enmienda a la totalidad al acuerdo de la UE con Turquía. Lo más que ocurrirá es que el 16, en vísperas del Consejo Europeo, comparecerá el secretario de Estado para la UE, Fernando Eguidazu. Solo podrá escuchar las críticas, pero no se someterá a votación ninguna resolución. Los partidos, salvo el PP, consideran que Rajoy no puede ir a la reunión sin consensuar su posición porque excede de sus competencias como Ejecutivo en funciones ya que supone incrementos presupuestarios futuros y decisiones políticas que le están vedadas por la ley del Gobierno.

Rajoy todavía no ha comparecido ante el Congreso para informar sobre la cumbre europea de los pasados 18 y 19 de febrero —aquella sí, formalmente, Consejo Europeo—, en la que se aprobaron las cesiones para evitar el Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró a través de Twitter que siente “vergüenza de la UE que incumple sistemáticamente los derechos humanos”. Según el partido emergente, el acuerdo “atenta contra el derecho de asilo”.

Para el diputado de Ciudadanos Miguel Ángel Gutiérrez, el acuerdo es “un síntoma de debilidad” porque es “una especie de subcontratación del problema” con Turquía, país que “está tomando una deriva autocrática”.

ACNUR en el Congreso

Ciudadanos registró una solicitud para la comparecencia de ACNUR en la Comisión Mixta de la Unión Europea de la semana que viene porque “es importante que venga quien está intentando garantizar de primera mano los derechos de los refugiados”.

Y el PNV ha llevado al Parlamento Europeo el rechazo de la inmensa mayoría del Congreso al acuerdo. La vicepresidenta del grupo ALDE (Alianza de Liberales y Demócratas) en el Parlamento Europeo y eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao Barandika, aseguró que el Congreso español rechaza “por mayoría absoluta” el acuerdo alcanzado sobre los refugiados.

Bilbao presentó una iniciativa parlamentaria en Estrasburgo para que tenga en cuenta que el Congreso surgido de las elecciones del pasado 20 de diciembre “rechaza por mayoría absoluta el acuerdo sobre inmigración que debe ratificar esta institución comunitaria los próximos 17 y 18 de marzo”, informa Efe. “Creemos que es contrario a la legislación internacional y europea y contrario a los valores de la Unión consagrados en su Carta de Derechos Fundamentales”, añadió.

Más información