Alberto Núñez Feijóo: “El veto a Rajoy es para desgastar al PP”

El presidente gallego llama a Ciudadanos a "atraer al PSOE a la gran coalición"

Núñez Feijóo, este jueves tras la reunión semanal de Gobierno.

Ni pacto de investidura ni pacto de Gobierno. Para el presidente de la Xunta y el PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos solo se entiende como "un pacto de no agresión entre ellos" y un "bloqueo del Gobierno de España" con fines "electoralistas" mientras no incluya a los populares. "Si es un pacto para gobernar, no puede quedar fuera el primer partido de España", ha afirmado este jueves el dirigente gallego, para quien "Ciudadanos debería atraer al PSOE a la gran coalición" y "no enrocarse" en el "fracaso histórico" de la investidura fallida del socialista Pedro Sánchez.

En línea con su inquebrantable apoyo público a Mariano Rajoy, Feijóo también ha rechazado las voces que piden, tanto desde dentro como desde fuera del PP, que el presidente del Gobierno en funciones dé un paso atrás para facilitar acuerdos con otras formaciones. "El veto a Rajoy solo pretende desgastar al PP", ha zanjado tras la reunión semanal de su Gobierno. "El PSOE intenta conseguir votantes de Podemos y Ciudadanos está a ver si consigue algún votante del PP".

Rajoy y Feijóo se reencontrarán el próximo domingo en el congreso del PP de Pontevedra, en el que Alfonso Rueda, hasta ahora número dos del presidente gallego en el partido, se hará con el liderazgo provincial. El incierto futuro del presidente del Gobierno en funciones se entremezcla en estos momentos con la incógnita de si Feijóo optará o no a un tercer mandato en la Xunta en las cercanas elecciones autonómicas que se celebrarán, como muy tarde, en otoño.

Aunque el líder de los populares gallegos asegura que no decidirá su destino en función de los acontecimientos en Madrid, Feijóo ha dejado claro este jueves que el congreso autonómico en el que el PP elegirá a su candidato a la presidencia de la Xunta se celebrará antes de una hipotética repetición de las generales a finales de junio. Y en su partido nadie duda de que tiene la cabeza puesta en la capital de España y en su nunca descartado salto a la política nacional.

Ante lo incierto del panorama, Feijóo no aclara, pero deja pistas. Tras varias semanas recalcando que ocho años en la Xunta le parece un plazo "razonable", este jueves se ha afanado en subrayar que el PP gallego tiene banquillo. "En el PP hay gente que puede perfectamente desarrollar el cargo de presidente autonómico del partido. Ese tema no me preocupa", ha afirmado sobre su relevo.

Más información