Selecciona Edición
Iniciar sesión

Blanco: “Jamás pedimos venganza, pero no renunciamos a la justicia”

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo agradece la cercanía de los Reyes

Fernández Díaz, Santamaría, los Reyes y la presidenta de la FVT, Marimar Blanco. (EFE)

Los Reyes han asistido este jueves al Auditorio Nacional de Música de Madrid para presidir la decimocuarta edición del concierto In Memoriam en homenaje a las víctimas del terrorismo en España. Como cada año, el concierto se celebra en la víspera del 11 de marzo, aniversario de los atentados de Madrid de 2004 y Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo.

En el preludio del acto, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, ha agradecido la cercanía, el apoyo y cariño de los Reyes a las víctimas. Blanco ha destacado que el respaldo de la Corona y del Gobierno "es especialmente importante en un momento como este, en el que algunos parecen creerse con derecho a banalizar el terrorismo".

"Jamás hemos pedido venganza, pero nunca vamos a renunciar a la justicia. Toda la sangre inocente derramada por la sinrazón no puede quedar olvidada ni impune", ha exigido. Blanco ha alertado contra los intentos de "disfrazar de libertad ideológica o de expresión la apología del terrorismo o la colaboración con banda armada".

La presidenta de la fundación ha recordado el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid y a las 192 víctimas y ha subrayado "la deuda impagable" que tienen los españoles con aquellos que dieron lo más valioso que tenían, su vida". "Los terroristas tienen que saber que por muchos intentos que hagan, nunca tendrán la última palabra, porque esta le corresponde a la democracia", ha afirmado. Tras la lectura del discurso los asistentes han mantenido un tenso minuto de silencio durante el que no se han podido reprimir sollozos.

En el concierto, organizado por la Fundación Víctimas del Terrorismo, participan la Orquesta Sinfónica y el Coro RTVE. Bajo la batuta de Miguel Ángel Gómez Martínez, y con Javier Corcuera como director del coro, interpretan el Réquiem, Op. 48 de Gabriel Fauré y la Sinfonía n.º 5, en Do menor, Op. 67, de Ludwing van Beethoven.

El Réquiem de Fauré está considerado como uno de los más bellos ejemplos de misa de difuntos, mientras que la Sinfonía n.º 5 en Do menor de Beethoven representa el triunfo de la esperanza sobre el destino. El concierto cuenta con la participación de los solistas Olena Stroia (soprano) y José Julián Frontal (barítono).

Proximidad con las víctimas

Es el segundo año que los Reyes presiden el concierto, como una muestra de su proximidad con el colectivo de víctimas. El primer acto de la agenda oficial del Rey tras su proclamación fue un encuentro con los representantes de la fundación. Los Reyes han sido recibidos con aplausos por el público asistente y, durante el intermedio, mantienen una reunión con 15 representantes de asociaciones de víctimas. Al acto, además de una amplia representación del colectivo de víctimas, asisten autoridades, como la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro del Interior, Jorge Fernández-Díaz; y el presidente del Congreso, Patxi López.

La Fundación Víctimas del Terrorismo, creada en diciembre de 2001 como consecuencia del Pacto Antiterrorista, tiene entre sus objetivos promover y divulgar los valores democráticos, la defensa de los derechos humanos, la pluralidad y la libertad, así como fomentar una mejor comprensión de la situación del colectivo de víctimas.

Más información