Selecciona Edición
Iniciar sesión

Nuevas Generaciones, inquietas, asumen por ahora la disciplina

La organización aplaza sus reclamaciones por la negociación para formar Gobierno

María Fuster, que dimitió hace un año de su cargo: "Rajoy ha secuestrado al PP"

Mariano Rajoy asiste a un congreso de Nuevas Generaciones del PP el pasado febrero en Bilbao.

Las Nuevas Generaciones del PP (NN GG) están inquietas, aunque han decidido aparcar sus reclamaciones hasta que se resuelva la formación de Gobierno. Esa es la posición pactada en vísperas de que dirigentes provinciales se reúnan con la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal. “Entendemos las posturas de todo el mundo, pero ahora nos toca apoyar al partido y al presidente y más adelante ya presentaremos nuestras propuestas y caras para renovar el partido y atraer a la gente más joven”, afirma Beatriz Jurado, presidenta de la organización juvenil.

Otros no han querido esperar. María Fuster decidió dimitir hace un año de su cargo como vicesecretaria de Internacional  de Nuevas Generaciones frustrada por “el ostracismo” en el que cree que ha caído el PP. Llevaba 15 años en el partido, los últimos pidiendo, sin éxito, “un congreso de verdad, abierto a los militantes”. Asegura que muchos en NN GG le escriben para decirle que piensan como ella, pero “nadie se atreve a llevar la contraria” en público porque este partido “es más permisivo con el corrupto que con el que piensa diferente”. “El PP no es el PSOE, no está acostumbrado a opinar”. Está segura de que Rajoy fue “un buen presidente” que ahora “debe dimitir”. “Tiene secuestrado al partido. Ha dejado de ser la solución para ser la causa del problema. Con él, nuestro aislamiento político está garantizado”.

Desde Burgos, el líder de NN GG Daniel Sualdea ocupa una postura intermedia: “Lo prioritario es formar gobierno, sin líneas rojas. Si para lograrlo el presidente tiene que dar un paso atrás puede ofrecer ese gesto de generosidad. Sí creo que él debe liderar las negociaciones porque ganó las elecciones. Y después... nadie es eterno”.

Andrés Ferrer, de Nuevas Generaciones de Baleares, cree que "el partido tiene que adaptarse a la sociedad, porque un partido que se queda atrás pierde confianza ciudadana", pero cierra filas con Rajoy. "Él es nuestro candidato y si se va o no lo tendrá que decidir él". En cuanto al futuro del partido, lo tiene claro: "Pertenece a sus 800.000 militantes", es decir, pasa por congresos abiertos y la premisa de "un militante, un voto".