En Comú quiere avanzar el nuevo partido catalán por si hay elecciones

Domènech aboga por presentarse con una fórmula superadora de la coalición de partidos

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech. EFE

La posible repetición electoral, cada vez más probable por los vetos cruzados de todos los partidos, está provocando que las formaciones tomen posiciones ante la eventual cita con las urnas. En Cataluña, el proceso para crear un nuevo partido político impulsado por Barcelona en Comú, la formación liderada por la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, podría dar pasos antes de lo previsto. Xavier Domènech, portavoz en el Congreso de En Comú Podem —la alianza catalana en la que se integra Podemos— y miembro de la Ejecutiva de Barcelona en Comú, aseguró este miércoles que, en caso de una convocatoria electoral el 26 de junio, el nuevo “sujeto político catalán” debería estar lo suficientemente maduro como para presentarse con una fórmula superadora de la coalición de partidos. El movimiento se produce cuando Podemos, llamado a integrarse en esa nueva formación, está sin dirección política en Cataluña porque ha decidido atrasar sus primarias para no interferir en la negociación de investidura.

“En Cataluña tenemos un debate, que es la construcción de un sujeto político más allá de las coaliciones electorales. Espero que no haya elecciones; pero, si las hubiera, ese debate ya tendría que estar lo bastante maduro como para que ese sujeto político pudiese presentarse con una fórmula electoral que no fuera la de la coalición”, dijo Domènech en Radio Nacional.

El portavoz de En Comú afirmó que el nuevo sujeto político catalán “no es contra Podemos”, sino “un proyecto bastante compartido por todos los sujetos” llamados a participar: Podemos, En Comú, Iniciativa y EUiA. Si bien no todos los actores comparten la forma de llevarlo a cabo, ni los tiempos. ICV, por ejemplo, que rechaza desaparecer, plantea que se constituya como una cooperativa política en igualdad de condiciones para todos, mientras En Comú pretende una fórmula más integrada sin cuotas de partidos. Podem necesita tiempo para afrontar el debate y para recomponerse internamente eligiendo una nueva dirección tras la dimisión de la anterior secretaria general en octubre. La dirección nacional de Podemos no quiere, además, que otras primarias generen ruido en medio de la negociación de investidura precisamente con el encaje de Cataluña como uno de los asuntos principales de debate, y por eso ha pospuesto el proceso.

Fuentes de En Comú admiten que llegar a la repetición electoral con el nuevo partido concluido podría ser demasiado complejo, por lo que se estudian otras fórmulas intermedias.

El portavoz de En Comú se refirió también al debate sobre si Podemos debería abstenerse en una eventual investidura de Pedro Sánchez. Domènech consideró que hacerlo ante un pacto con Ciudadanos sería una “irresponsabilidad política”.