Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los Reyes dieron ánimos a López Madrid, implicado en las tarjetas ‘black’

Javier López Madrid, relacionado con la trama Púnica, gastó el dinero de Bankia en tiendas de lujo y restaurantes

Los Reyes en las inmediaciones de la Biblioteca Nacional, en Madrid, antes de la inauguración de la expoosición 'Miguel de Cervantes: de la vida al mito'.

El empresario Javier López Madrid, investigado en la trama Púnica por la presunta financiación ilegal del PP, recibió el afecto de los Reyes de España durante el escándalo de las tarjetas black en octubre de 2014, según revela el periódico digital eldiario.es. El consejero delegado del Grupo Villar Mir, que era miembro del consejo de Caja Madrid y de Bankia a propuesta de la patronal madrileña, CEIM, había gastado 34.800 euros con una de estas tarjetas de la entidad que fue rescatada con 23.000 millones de dinero público, la mayor parte en restaurantes y tiendas de lujo.

Según la documentación incorporada al sumario de la causa que investiga la denuncia de una mujer que acusa de acoso sexual al empresario, una persona que López Madrid tenía identificada como “Ltzia” habría mandado mensajes de apoyo a su teléfono móvil tan solo unos días después de que el empresario se viera salpicado por este escándalo.

El 15 de octubre de 2014 a las 17.08, “Ltzia” mandó este mensaje: “Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)”. En esa época, la Reina y el empresario compartían clases de yoga.

López Madrid, que devolvió el dinero gastado en la tarjeta y espera que la Audiencia Nacional señale la fecha del juicio, contesta: “Os lo agradezco mucho. En el futuro extremaré el cuidado, vivimos en un país muy difícil y seré aún más consciente de mi conducta”.

A la conversación se une una tercera persona identificada por López Madrid como “PF PT”, iniciales que coinciden con las de “Príncipe Felipe” y el acrónimo “particular” (el empresario y el Rey eran viejos amigos). En el mensaje, asiente sobre la dificultad del país (“¡Y tanto!”) y añade: “Me uno al chat, pero prefiero tener un rato para charlar sin intermediación electrónica ni telefónica. Comemos mañana? Abrazo”.

La comida entre ambos se retrasó por estar López Madrid en San Francisco. Finalmente, se celebró el 21 de octubre de 2014, según otro mensaje enviado por el empresario al jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín: “Jaime, hoy almuerzo con Don Felipe a las 2. Por si quieres que aproveche a pasar a verte antes o después. He dejado recado de mi llamada en tu despacho”.

Fuentes de la Casa del Rey han confirmado a EL PAÍS que estos mensajes fueron enviados por los Reyes al empresario, pero los circunscriben a “una cuestión de índole privada”. Las mismas fuentes, han asegurado que “se refieren a una relación de amistad que ya no existe”. Los Reyes y el empresario compartían un chat a través del sistema iMessage, según esta documentación incorporada a la causa judicial. Javier López Madrid intentó borrar de su teléfono móvil estos registros, pero la Guardia Civil, por orden de la juez que investiga el caso, logró recuperarlos en parte.

Más información