Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las fuerzas de izquierdas desconvocan la reunión a cuatro

Podemos cancela la cita que iba a celebrarse solo con Compromís tras descolgarse el PSOE y luego IU

Alberto Garzón en una rueda de prensa, la semana pasada. VÍDEO: ATLAS / FOT0: U. MARTÍN

La reunión entre las fuerzas de izquierdas —PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida— que iba a celebrarse este miércoles se ha desconvocado a última hora por la anunciada incomparecencia de los socialistas e IU. El propósito de reedición del foro abierto pocos días antes de la fallida investidura de Pedro Sánchez se ha topado con el bloqueo de unos y otros ante la presencia de Ciudadanos. El PSOE quiso llevar a su socio y Podemos e IU le contestaron que no negociarían con el partido de Albert Rivera. El partido de Sánchez decidió entonces no acudir, tras lo cual se descolgó IU por no encontrarle sentido a una cita sin el actor principal. Podemos ha acabado por cancelar la cita que iba a mantener solo con Compromís acusando al PSOE de "bloquear" la llamada mesa 'a cuatro'.

Tras la fallida investidura de Sánchez, poco ha cambiado y los vetos entre las formaciones políticas siguen encima de la mesa, impidiendo la negociación. Por un lado el PSOE, que no admite sentarse a negociar sin su nuevo socio, Ciudadanos, y por otro lado Podemos e IU, que tampoco admiten negociar con el partido de Rivera. Solo Compromís, el partido de Mònica Oltra y Joan Baldoví, ha mantenido su disposición a dialogar con todos en cualquier circunstancia.

El pasado lunes, Podemos convocó a PSOE, IU y Compromís a una mesa este miércoles a las 10 de la mañana. Lo hizo arrebatando el papel promotor a Alberto Garzón, diputado de IU (causando malestar en la coalición de izquierdas) y constatando así el veto a Ciudadanos, al que no se llamaba a participar.

El PSOE, por su parte, envió el martes sendas cartas a los portavoces parlamentarios de PP, Podemos, Compromís, IU y PNV para invitarles a iniciar de inmediato una ronda de negociaciones para constituir un nuevo Gobierno "lo antes posible". La misiva dejaba claro, sin embargo, que el pacto suscrito con Ciudadanos antes de la investidura sigue "plenamente vigente", aunque está "abierto a aportaciones, sugerencias y mejoras por parte de otros grupos políticos y también de agentes sociales y del resto de la sociedad civil", para así "ampliar el apoyo político y ciudadano a la constitución de un nuevo Gobierno lo antes posible".

Los socialistas explicaron que, por tanto, no acudirían a la reunión de la mesa 'a cuatro' convocada para este miércoles si no era con su vigente socio, Ciudadanos. El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, subrayó el martes en el Congreso que el acuerdo alcanzado entre las dos formaciones es que las reuniones que se mantengan sean "conjuntas" porque el pacto que suscribieron para la investidura de Pedro Sánchez es el que suma "más votos", ya que congrega a 131 diputados.

Izquierda Unida anunció entonces su intención de no acudir a la reunión 'a cuatro'. Según explicó un portavoz, igual que no tuvo sentido continuar con el foro cuando Podemos se levantó de la mesa hace dos semanas por el anuncio del acuerdo del PSOE con Ciudadanos, tampoco lo tiene ahora si los socialistas, el actor principal, no iban a acudir. IU aprobó en su Consejo Político del domingo (máximo órgano de dirección) rechazar la negociación con Ciudadanos. "No aceptamos la imposición de compartir mesa ni acuerdos con Ciudadanos", fue la conclusión incluida en el informe del coordinador general, Cayo Lara, aprobado en el cónclave. Alberto Garzón, portavoz parlamentario, ha explicado hoy que seguirán intentando reunir el foro, pero avisa de que no se dejarán "instrumentalizar", en referencia al PSOE y Podemos. "Muchos de los actores están en precampaña electoral", se ha quejado Garzón.

También el PNV, otras de las formaciones emplazadas por el PSOE a negociar, ha declinado la invitación de los socialistas. "Con ese acuerdo como base, no", aseguró al martes el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. La discrepancia de los peneuvistas no es tanto con el partido de Albert Rivera, sino con los términos cerrados del documento del PSOE y Ciudadanos.

Podemos ha decidido en la mañana de este miércoles cancelar la reunión (prevista para las 10 de la mañana) que iba a celebrarse solo entre su formación y Compromís porque no tendría sentido convertir en "acontecimiento" un encuentro entre dos partidos, el suyo y el valenciano, cuyos contactos ya son habituales, ha indicado un portavoz a la agencia Europa Press. El partido de Pablo Iglesias ha contestado a la carta del PSOE con un comunicado en el que señala: "Si Ciudadanos se enorgullece de lograr que Podemos esté fuera del Gobierno, queda patente que el empeño del Partido Socialista en invitarnos a la reunión con el resto de fuerzas no es más que otra escena de una obra que se aproxima a acabar en gran coalición".

"El PSOE quiere traer a Ciudadanos con un acuerdo bajo el brazo que bloquea la posibilidad de dar respuesta a la emergencia social y poner las instituciones al servicio de la gente", considera Podemos, que habla también de "bloqueo" del PSOE a la mesa de negociación 'a cuatro' y dice "mantenerse a la espera" de que los socialistas "se decidan por un Gobierno plural y de cambio que acabe con las políticas del PP".

Compromís es la única fuerza que no plantea vetos y se sentará con el PSOE y Ciudadanos a negociar, según ha explicado en la mañana de este miércoles su portavoz parlamentario, Joan Baldoví.  "Aunque sea a decir lo que pensamos, pero entendemos que con el 'no' no se llega a ningún sitio", ha indicado. Dado que la comisión negociadora de Compromís ha viajado desde Valencia a Madrid para la frustrada reunión 'a cuatro', intentará aprovechar para mantener a lo largo del día algún contacto bilateral. "Entendemos que aunque no se haya celebrado la reunión hoy tenemos que celebrar alguna, esté o no esté el PSOE", ha concluido Baldoví.

Más información