Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Urdangarin se quedó la nómina de los empleados falsos, según un contable

Miguel Tejeiro, testigo clave del `caso Nóos´ será interrogado esta tarde tras declarar su hermano Luis

El exsecretario del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, este martes. J GRAPPELLI EFE / VÍDEO: ATLAS

Luis Tejeiro, socio de la asesoría Medina-Tejeiro que llevó la contabilidad de las empresas de la trama Nóos, ha afirmado hoy que el esposo de la Infanta, Iñaki Urdangarin, y su socio Diego Torres, se quedaron con el dinero de las nóminas de los empleados ficticios de las distintas sociedades.

Durante la decimosexta jornada del juicio del caso Nóos, Luis Tejeiro —hermano del contable del Instituto, Marco Antonio Tejeiro, y de Miguel Tejeiro, asesor fiscal de Torres y Urdangarin— ha insistido en que los dos socios “iban al 50% en todo el negocio”. “Al principio había, incluso, unas tablas Excel para controlar lo que cobraba cada uno”, ha dicho Luis Tejeiro. “Se llevaban el dinero del Instituto Nóos a sus sociedades”, ha recalcado el menor de los hermanos Tejeiro.

El socio de la asesoría Medina-Tejeiro ha explicado que en la sociedad Aizoon, propiedad al 50% de Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón, era el marido de la Infanta el que tomaba las decisiones. “Urdangarin decidía a qué personas había que dar de alta como trabajadores en Aizoon y Marco Tejeiro (contable de la empresa) me lo comunicaba como correa de transmisión. Sé que había muchos trabajadores ficticios”, ha continuado Luis Tejeiro, “Se cobraban los cheques de las nóminas y se le daba el dinero a Urdangarin”. Este testigo ha indicado en su declaración que en las empresas de Diego Torres se realizaba la misma práctica, que era una manera de “ennegrecer” los beneficios.

Durante el interrogatorio, Luis Tejeiro ha reconocido que él mismo fue uno de los empleados ficticios de las sociedades de Diego Torres e Iñaki Urdangarin y que nunca cobró nada. Al recordarle el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, que durante la fase de instrucción no declaró que hubiese falsos empleados, Luis Tejeiro ha afirmado que entonces estaba como imputado y que no quería perjudicar a sus hermanos. “Ahora digo la verdad”, ha dicho.

El menor de los hermanos Tejeiro ha admitido que las declaraciones del IRPF de Diego Torres e Iñaki Urdangarin las realizó su hermano Miguel, pero no las de Cristina de Borbón. “Nunca le hicimos la declaración de renta” ha manifestado Luis Tejeiro, que ha añadido que no le consta que su hermano Miguel se reuniese con los asesores de la Casa Real Federico Rubio, Carlos García Revenga o José Manuel Romero.

Por su parte, Miguel Tejeiro, secretario del Instituto Nóos y asesor fiscal de Iñaki Urdangarin y Diego Torres, tiene previsto declarar este miércoles por la tarde en el juicio del caso Nóos como testigo clave del pseudo sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular contra la infanta Cristina como presunta cooperadora de dos delitos fiscales.

Tejeiro declara como testigo después de que Manos Limpias le retirase la acusación el pasado 3 de febrero por varios delitos de corrupción por los que solicitaba un total de 11 años de cárcel. Tras ser exculpado por el tribunal el pasado 9 de febrero, al decaer la única acusación que se mantenía contra él, Tejeiro prestará declaración como testigo, lo que le obliga a decir la verdad.

En las sesiones previas, tanto Urdangarin como Torres han descargado sobre el asesor fiscal —y su hermano Marco Antonio Tejeiro, que ejercía funciones de contable— la responsabilidad del entramado financiero gracias al cual el Instituto Nóos obtuvo cerca de 6,2 millones de euros de las Administraciones públicas de Valencia, Baleares y Madrid, buena parte de los cuales acabaron en las cuentas del marido de la Infanta y su socio gracias a un entramado de empresas.

Tanto Urdangarin como Torres han apuntado a Miguel Tejeiro como la persona que les asesoró para obtener deducciones fiscales, contratar empleados y traspasarlos entre las distintas sociedades. Según sus declaraciones Miguel Tejeiro fue quien gestionó la creación de empresas en el extranjero y quien mantuvo reuniones periódicas con el asesor fiscal de la Casa del Rey.

En su escrito de defensa, Miguel Tejeiro alegó que solo ostentó formalmente el cargo de secretario del Instituto Nóos por motivos de “honor y privilegio social” pero que nunca formó parte de los órganos de administración de las sociedades de la trama ni intervino en los convenios con las Administraciones públicas.

El asesor fiscal indicó que nunca obtuvo remuneración o ingreso alguno por su cargo “más allá de la retribución singular” de dos conferencias organizadas por el Instituto Nóos, una de ellas impartida en las jornadas Valencia Summit de 2004 por la que cobró 5.800 euros. Según su escrito de defensa, el secretario del Instituto Nóos explicó que a partir de septiembre de 2005 se integró en el bufete de su hermano Luis, que también declara este miércoles. Según su versión, a través de este despacho, llamado Tejeiro-Medina-Tejeiro, cobraba una cuota de 200 euros mensuales por empresa por llevar los asientos contables de las sociedades del entramado.

Más información