Errejón admite que “hay diferencias” en Podemos por la crisis en Madrid

El 'número dos' de Podemos respalda que el dirigente dimisionario no deje el acta de diputado

El 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón, este martes.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha admitido este martes divisiones en el partido por la crisis abierta en la Comunidad de Madrid tras la dimisión de Emilio Delgado. El secretario de Organización autonómico dejó el lunes su cargo con duras críticas al líder regional, Luis Alegre. "La dirección nacional tuvo conocimiento de las diferencias que hay en la dirección de Madrid", ha señalado Errejón en una comparecencia posterior a la Junta de Portavoces en el Congreso. Aunque ha enmarcado la resolución de ese conflicto en las decisiones que puedan tomar los órganos autonómicos de la formación —"es una cuestión que tiene que decidir la dirección de Madrid", ha dicho—, Errejón ha defendido que Delgado no deje el acta de diputado en la Asamblea de Madrid.

Inicialmente ese fue el planteamiento esgrimido por algunas fuentes de la dirección nacional, pero Errejón ha tratado de dejar claro que "nunca se ha discutido en ningún órgano ni se ha planteado nada que tenga que ver ni nada que afecte a su condición de diputado". "Hay diferencias, esas diferencias se han expresado, me parece normal que las diferencias se expresen en abierto", ha proseguido el portavoz parlamentario de Podemos, que ha calificado a Delgado de "gran diputado".

Errejón se ha referido también a otras crisis territoriales que afectan al partido de Pablo Iglesias. En Cataluña, donde todavía la dirección nacional no ha abordado la renovación de sus cargos tras la dimisión de Gemma Ubasart, líder autonómica, el pasado octubre, hay un sector crítico encabezado por Albano Dante Fachín que pretende acelerar los tiempos del proceso de primarias. Iglesias quiere aplazarlo hasta junio para evitar que ese debate, en el que cobra relevancia el papel de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, salpique las negociaciones para la investidura en el Congreso de los Diputados. "La reconstrucción de Podemos en Cataluña la harán todos los ciudadanos catalanes inscritos", se ha limitado a decir Errejón.

El dirigente de la formación ha rechazado, además, división a propósito del debate de investidura. "Ni una diferencia" sobre esa cuestión, ha asegurado. "Nosotros tenemos dos años de existencia, pero nos han diagnosticado siete veces la ruptura y la división", ha proseguido, repasando los distintos procesos internos del partido, que nació con una clara matriz asamblearia. "Las diferencia se dirimen cuando la gente vota en primarias", ha dicho antes de insistir: "Sobre nuestra posible postura sobre la investidura no hay una sola diferencia".

Más información