El PP no entrega las facturas de la obra hecha en Génova al juez Castro

El juez de Palma de Mallorca investiga si la reforma fue pagada por OHL a cambio de la adjudicación de un hospital

El Partido Popular no ha aportado al juez José Castro las facturas de las obras de reforma de la primera planta de su sede en la calle de Génova número 13 de Madrid porque no las guarda. Castro, titular del juzgado de instrucción número tres de Palma de Mallorca, investiga si la reforma del edificio, y en especial de su primera planta, fue pagada por la constructora OHL a cambio de la adjudicación en 2006 de las obras del hospital de Son Espases, contrato que finalmente no se materializó.

En el escrito remitido al juez Castro el Partido Popular explica que las reformas de la primera planta fueron de carácter menor, razón por la cual no se solicitó licencia de obras. Igualmente, el escrito del PP argumenta que, dado el tiempo transcurrido desde la realización de las obras no guarda facturas de la misma, ni le consta la existencia de proyecto arquitectónico. En la documentación remitida al juzgado balear, los populares aportan distintas facturas de mobiliario por un importe cercano a los 88.000 euros, casi todas procedentes de la misma tienda de decoración.

El juez Castro investiga desde hace meses si la constructora OHL propiedad de Juan Miguel Villar Mir, o alguien de su entorno, reformó la primera planta de la sede de Génova del PP a cambio de la adjudicación del hospital de Son Espases, presupuestado en 635 millones de euros y finalmente adjudicado al grupo ACS de Florentino Pérez.

Los indicios de que dispone el magistrado podrían verse reforzado tras descubrirse la existencia de una agenda del exconsejero de Madrid Francisco Granados, actualmente en prisión por el caso Púnica, en la que supuestamente aparecerían anotados los pagos realizados al partido por Javier López Madrid, consejero de OHL y yerno de Villar Mir.

Castro también ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco una copia de la citada agenda hallada en poder de Francisco Granados. Velasco investiga también si la importante remodelación realizada en la sede del PP en 2006 se pagó en su mayor parte con dinero negro a través del despacho de arquitectura Unifica.